COINCIDENCIAS - CASUALIDADES

    Lo que se muestra a continuación apareció en el Boletín Oficial de la Facultad de Ciencias Inútiles (BOFCI) nº 23 de septiembre de 1999.
(Coordinación: Josep M. Albaigès)

CÁTEDRA DE PATAFÍSICA - I
NÚMERO MONOGRÁFICO DEDICADO A LAS COINCIDENCIAS
(A CARGO DE MARIANO NIETO VIEJOBUENO)

        ¿Es la coincidencia una anomalía del universo o por el contrario su propia esencia? ¿No fue una coincidencia que "nuestro" espermatozoide fecundara en su día "nuestro" óvulo? El mundo toma en cada momento una entre los cuatrillones de direcciones posibles, todas ellas fruto de coincidencias.

        Las filosofías y religiones se han ocupado a placer de ese tema, unas viendo en cada suceso la aplicación de un designio invisible pero inteligente, otras soslayando el problema sólo en lo relativo al campo humano para atribuirlo a la llamada "libertad". Otras más, en suma, prefieren ver el universo como un torbellino absolutamente imprevisible y alocado dentro del cual todo cabe, todo es posible y quizás inevitable en virtud de la ley de los grandes números.

        En definitiva, quizás un prehomínido considerara "casualidad" el encuentro de los dos equipos constructores de un túnel: sólo un análisis más esmerado verá ahí un suceso perfectamente planificado, fruto de una compleja previsión.

        Cada cual tome lo que quiera. Pero en todo caso ahí está la patafísica, ciencia destinada al estudio de lo irrepetible, primer paso en la aclaración de ese vasto campo hoy tan fuera de nuestro dominio. En la cátedra correspondiente, que de forma tan ejemplar como ingeniosa lleva Mariano Nieto, llevan recopilándose desde hace años multitud de "anomalías del universo", cuyo conocimiento será útil en su día a los patafísicos del futuro. Sea este número dedicado a la valiosa contribución de Mariano.

COINCIDENCIAS

        Primera Parte.

        En unas reuniones organizadas hace años en la parroquia de La Concepción por el Revdo. Jesús López se utilizó una práctica consistente en abrir la Biblia al azar, leer un párrafo e interpretarlo tratando de aplicar su contenido como respuesta de Dios al problema o necesidad de cada uno.

        Recuerdo que, entonces, le dije a J. López que aquella práctica me parecía un juego poco serio; algo así como el que lee su horóscopo y se lo cree porque da la coincidencia que se adapta a sus circunstancias, (cosa esta última tan frecuente que sorprende).

        Uno de mis hijos pertenece a la Comunidad Cristiana de Base que dirige J. López, y practica este sistema, no solo interpretando la Biblia sino también los hechos y coincidencias cotidianos, a través de los cuales -dice- Dios nos habla.

        Este es el motivo por el que me he interesado en el tema de las coincidencias que voy a exponer a continuación.

        Martin Gardner (ver "Rosquillas Anudadas", Ed. Labor, y "Los Mágicos Números Dr. Matrix", Ed. Gedisa) dice al respecto:

        "Desde los comienzos de la historia, insólitas coincidencias han venido reforzando la convicción de que la vida está sujeta al influjo de fuerzas ocultas. Los acontecimientos que parecen violar milagrosamente las leyes de la probabilidad han sido atribuidos a la voluntad de dioses o demonios, de Dios o de Satán."

        "La vida —escribió el famoso novelista católico G.K. Chesterton— está empapada por un incesante chaparrón de pequeñas coincidencias. Tal es el hecho que presta temible plausibilidad a todas las falsas doctrinas y a las manías malignas. Siempre cabe la posibilidad de apoyar con datos accidentales cualquier cosa. Si a mí se me ocurriera de repente que las verdades históricas han sido por lo general manifestadas por hombres pelirrojos, no me cabe duda que diez minutos de reflexión me proporcionarían una bonita lista de ejemplos en respaldo de mí afirmación.

        Tropezamos con estas repeticiones y exactitudes triviales a cada vuelta del camino. Lo que pasa es que son demasiado triviales incluso para la mera conversación. Un hombre apellidado Williams robó y asesinó a un extraño que resultó llamarse Williamson... "

        Se atribuye al griego Agathon la observación de que es probable que a veces ocurra lo improbable. De todas maneras es bien cierto que la mayoría de las coincidencias pasan inadvertidas.

        Muchas conocidas paradojas ponen de manifiesto cuán fácilmente puede descarriarse nuestra intuición. Si en una clase hay 23 estudiantes, la probabilidad de que haya, entre ellos, al menos dos que cumplan años el mismo día es ligeramente mayor que el 50%. En una clase de 35 alumnos, esta probabilidad se eleva en torno al 85%.

        (De hecho en mi familia se dan las siguientes coincidencias en fechas de nacimiento: mis cuñadas Inés Juste y Juani Mazón; mis cuñadas Juana M. Navarro y Berta Clascá; mí hijo Pablo y mi sobrina Memé Navarro; mi cuñado Mariano Navarro, mi hijo Fausto y mi sobrina Leonor Guardia; mi hija Linda y mi tía Carmen; mi yerno Angel Guirao y mi cuñado Baltasar Guardia).

        Sin embargo, para la mayoría de los acontecimientos de la vida ordinaria las estimaciones de la probabilidad de las coincidencias son necesariamente vagas. A pesar de tan formidables dificultades, existen fuertes pruebas de que "el mundo es un pañuelo". Supongamos que a una persona se le entregue un documento y se le pida que lo transmita a otra persona que vive en otra ciudad de los EE.UU. El procedimiento consistirá en enviar el documento a un amigo o amiga a quien la persona inicial trate por su nombre de pila, y que tenga por más probable que conozca al destinatario final. El amigo, a su vez, envía el documento a uno de sus propios amigos con las mismas instrucciones y la cadena prosigue hasta que el documento llegue a su destino. ¿De cuantos eslabones intermedios constará la cadena?. Casi todos estiman que de unos 100. Cuando el sicólogo S. Milgram puso en práctica la prueba, descubrió que el número de eslabones variaba entre 2 y 10, y que el valor de la media era 5,11

        En 1964, un hombre negro y su esposa blanca fueron detenidos como presuntos culpables de un atraco cometido en San Pedro, California, fundamentalmente porque eran la única pareja de la zona que concordaba en cinco puntos con las descripciones de los testigos: la chica era rubia, llevaba el pelo en cola de caballo, su acompañante era negro, con barba y conducían un coche amarillo. El fiscal trató de convencer al jurado de que había una probabilidad bajísima (1/12000000) de que viviese por los alrededores una pareja de tales características. Cuatro años después el Tribunal Supremo de California anuló la sentencia (véase TIME, 26 de abril de 1968, p.41) después de que un juez, menos ignorante de las matemáticas, persuadiera al tribunal de que la estimación debió haber sido de 41/100, aproximadamente.

        Quienquiera que tenga los ojos bien atentos a la aparición de coincidencias relativas a sí mismo podrá descubrirlas fácilmente. En 1928, F. Scott Fitzgerald le comunicó al escritor inglés Shane Leslie: "¿Has advertido qué notable coincidencia?, Bernard Shaw tiene 61 años, H. G.Wells, 51, G. K.Chesterton, 41, tú tienes 31 y yo, 21: la totalidad de los grandes escritores del mundo en progresión aritmética"

        Cuando se trata de interpretar las cosas a nuestro gusto puede llegarse a extremos increíbles: M. Bernabé, en su libro "Curiosidades Matemáticas", dice que un tal Pedro Bungo, teólogo católico, escribió un libro de 700 páginas para demostrar que el número de la bestia -666- no era más que un criptograma del nombre de Martín Lutero.

        "La práctica de consultar la Biblia en busca de soluciones de los problemas personales —sigue escribiendo M. Gardner— era muy común en la Edad Media. Los ritos variaban, pero los que creían en ella dedicaban varios días a la oración y al ayuno y luego abrían la Biblia al azar para leer el primer versículo en el que posaban la mirada. Las civilizaciones no cristianas también empleaban este método. Los griegos consultaban a Homero, los romanos a Virgilio, los moros al Corán etc. De tanto en tanto la Iglesia emitía un decreto para condenar esa costumbre, pero la historia medieval conoce innumerables casos de vidas que se vieron profundamente afectadas por ella.

        Segunda Parte.

        En esta Segunda Parte se narran numerosas coincidencias, unas triviales y otras realmente sorprendentes recogidas por mí entre amigos y familiares, es decir, de primera mano. He observado que, en general, existe interés por este tema y que la mayoría de las personas tiene alguna experiencia que contar al respecto.

        1.- En un viaje realizado por mi cuñada Juana María a Barcelona para asistir a una boda, se encontró en el portal de la casa del novio con una antigua compañera de colegio, Carmen Ripoll, tía del novio. Habían pasado 40 años sin verse desde que salieron del colegio. Luego se volvían a ver en la boda; nada extraordinario hasta aquí, pero, por la tarde, visitando el barrio gótico se volvieron a encontrar en la calle. Al día siguiente, mi cuñado decidió ir a Sarriá donde tuvo una farmacia, allí ocurrió el cuarto encuentro con Carmen en menos de 48 horas.

        2.- Mi sobrino Javier y su mujer Nieves hicieron un viaje a la populosísima ciudad de Chicago. Su amiga Iciar Rodríguez les dio las señas de un matrimonio español que vivía en Chicago (él era empleado del negocio del padre de Iciar). Ya en el avión Nieves comenta a Javi: "Nos hemos olvidado de las señas que nos dio Iciar". Llegan a Chicago, se instalan en un apartamento, salen a cenar y, a unas manzanas de distancia, encuentran el restaurante apetecido. En la mesa de al lado oyen hablar español... ¡Descubren que sus vecinos comensales son los de las señas olvidadas!

        3. - Guillermo León, hermano de mi cuñada Pepichi, se dirigió a una joven en la estación del ferrocarril de una ciudad de Inglaterra para consultarle algo, lo hizo en inglés y la joven, también en inglés, se disculpó pues desconocía el tema. Enseguida descubrieron que los dos eran españoles, canarios, tinerfeños y de la misma localidad, ¡Santa María de Guía!

        4.- Mi hijo Pablo tuvo que desplazarse a Oviedo donde no había estado nunca. Llegó en coche, se internó por una serie de calles, se detuvo para preguntar por el hotel donde debía alojarse. ¡Estaba en la misma puerta!.

        5.- Mi hija Margarita tiene fama de encontrar con frecuencia a gente conocida en los sitios más apartados. El caso más pintoresco le sucedió en las islas griegas. El barco estaba atracando en el puerto de la pequeña isla de Hydra. Linda iba apoyada en la barandilla de cubierta cuando oyó que alguien, desde tierra, gritaba su nombre. ¡Era una antigua compañera de colegio!

        6.- Mi hijo Fausto recorría el Nepal haciendo "senderismo". Por las noches se alojaba en casas de campesinos, en una de ellas se encontró con un conocido.

        7.- Mi amigo Manuel Villava visitando París, caminaba por la zona de La Isla cuando vio un coche con matrícula española. ¡Era el de su cuñado Juanito! del que ignoraba que también estuviese en París.

        8.- Mi amigo Félix Cañada, en unas horas que pasó en el aeropuerto de Orly, se encontró sucesivamente con dos antiguas novias que él había tenido.

        9.- Mi amigo J. Maria Albaigès me contaba en una carta: "En un reciente viaje por carretera sostuve con mi mujer una conversación sobre un tema determinado. Días después, en otro viaje con otra persona, al pasar por el mismo lugar, esta inició una conversación sobre el mismo tema (que nada tenía que ver con el paisaje)."

        10.- Mi amigo Francisco Bustamante se encontraba en Lima, fue a una tienda Kodak en la calle de Larco para comprar un carrete de fotos, allí se encontró con unos vecinos de su misma casa en Madrid.

        11.- El mismo F. Bustamante, viajando en tren a Cuzco, trabó conversación con una joven que resultó llamarse Tina Bustamante, igual que una tía de Francisco.

        12.- Mi amigo Manuel Pasca Mora perdió su cartera. Por entonces las Galerías Preciados les estaba montando unos muebles de cocina. El encargado de esta sección les llamó por teléfono diciéndoles que una empleada había encontrado la cartera en la Gran Vía de San Francisco y que se la había dado a él, dando la casualidad que él conocía a Manolo. Pero lo más curioso es que la empleada se llamaba Teresa Mora, igual que la madre de Manolo.

        13.- Manuel Villava estaba en su finca "La Cueva" donde no había teléfono. Tenía que sulfatar un viñedo pero había olvidado las proporciones del "caldo bordelés", pasó el día preocupado por ello y, al llegar la noche, sintonizó al azar en su transistor una emisora que emitía un programa agrícola, el locutor decía en ese mismo momento: "atendiendo la solicitud de D. Fulano de Tal damos a continuación la fórmula del caldo bordelés".

        14.-Beatriz Castelló estuvo casada con mi compañero José M. Torralba, del que enviudó un 13 de marzo. Antes de conocer a Torralba, "Bea" había tenido un novio. Cierto día lee en la prensa la esquela de éste, ¡muerto también un 13 de marzo!

        15.- En agosto de 1988 mis cuñados Marga y Angel Sánchez de la Torre viajaban desde Potes a Madrid en automóvil. Entre Riaño y Guardo contemplaban un bonito paisaje en el que resaltaban dos espléndidos chopos que le sugirieron a Marga la conocida canción mexicana cuya letra dice: "Han nacido en mi tierra dos arbolistas, dos arbolistas que parecen gemelos..." etc. que se puso a cantar. Angel, cansado de oírla y, para que Marga se callase, conectó la radio que, ¡en ese preciso momento, emitía la misma canción!

        16. - Leyendo un libro llego a saber que Beda "El Venerable" escribió un tratado de aritmética. (Tal vez el tratado de aritmética recreativa más antiguo). Pocos días después hago con mi mujer un viaje a Inglaterra y Escocia en un "tour" organizado. Llegamos a Durhan, y visitando su preciosa catedral nos topamos con... ¡la tumba de Beda! Sus restos mortales reposan en la llamada Capilla de Galilea.

        17.- Londres, abril de 1988, veo el musical "Al Sur Del Pacífico", el decorado de fondo simula la isla imaginaria de Bali-Hai. De regreso a Madrid, cae en mis manos el libro "La región más transparente" del mexicano Carlos Fuentes, premio Cervantes. Lo abro al azar (pag. 151) y leo: ¿Le gusta el chou (show) de Bali-Hai?.

        18.- Mi hija Margarita está esperando su primer hijo. Le compramos en "Mother Care" de Londres un trajecito, camisa a rayas, blusa blanca y gorro. Ella lo comenta con su amiga Paloma Cepeda, que está también "expecting". ¡A ella le habían traído el mismo trajecito, comprado en la misma tienda, donde había cientos de modelos!.

        19.- Escribo a J. M. Albaigès comentándole que así como hay una palabra que significa "multiplicar por dos" (duplicar), no existe otra que signifique "dividir por dos". Pocos días después descubro, de una manera casual, leyendo la "Historia de Roma" de Indro Montanelli, que sí existe tal palabra (demediar). Y poco después me topo con un libro titulado "El vizconde demediado". Jamás en mi larga vida había oído tal palabra, desconocida para el 99,99% de los españoles, sin embargo, en un corto lapso, la encuentro dos veces.

        20.- Ignacita Iribarren, mujer de mi compañero Ignacio Ereño, no suele ver la televisión por la mañana, pero aquel sábado uno de sus hijos había conectado el televisor y prestó atención al programa de horóscopos que transmitían en ese momento; entre otras cosas el suyo decía "llamadas telefónicas de buena suerte". Al poco recibe la llamada de un amigo de Iñaqui ofreciéndole una colocación para su hija Begoña. Mas tarde llaman del "Corte Inglés" para comunicarle que le han concedido a otro de sus hijos una plaza de vendedor durante la próxima Navidad. Algo mas tarde, en el mismo día, otra llamada del supermercado "Continente" anunciándoles que la plaza de inspector veterinario solicitada por Begoña hacía tiempo, le había sido adjudicada.

        21.- Lola Boquera, mujer de mi compañero y amigo Salvador Ten, lleva en cama 7 días, en el hospital Hispano-Alemán, con medio cuerpo escayolado después de una operación de prótesis de cadera. Era un sábado por la mañana. Salvador conecta la televisión y en la pantalla aparece una señorita que, con voz nasal, comunica los horóscopos. Al llegar a "LEO", que es el de Lola, dice "Después de una semana de penalidades, está Vd. deseando que alguien le diga levántate y anda..."

        22.- Mi hija Margarita tiene una amiga alemana llamada Erika, que estuvo casada con Carlo, natural de Milán, ciudad donde vivía en la Vía Véneto 12, 6º izda. Se divorciaron. Años después Erika viene a España y conoce a otro italiano con el que se casa. Su segundo marido también se llama Carlo y también es de Milán... Carlo vive en España desde la edad de 8 años. Con motivo de la boda de uno de sus hermanos, Carlo y Erika viajan a Milán. Carlo propone a Erika visitar la casa donde él vivía de pequeño en Milán, esta casa está en la Vía Véneto 12, 6º, izda. ¡¡los padres del 2º Carlo, cuando vinieron a España, vendieron su piso de Milán a los padres del primer marido de Erika!!

        23.- Mi hermana Esperanza tiene un sosias con quien la habían confundido en varias ocasiones. ("Te vi el otro día en la piscina de la Alameda de Osuna" —le dijo una conocida —; Esperanza no había estado en esa piscina). Finalmente descubrió que se trataba de una sevillana que bailaba en un "tablao" flamenco de Madrid y que también se llamaba ¡Esperanza!.

        24.-Mi amigo y compañero Félix Cañada tenía un coche marca SEAT 600 de color verde, matriculado en Madrid, con el que en una ocasión viajó a Viena. Lo dejó aparcado mientras visitaba unos grandes almacenes. A la salida, junto a su coche había otro también marca SEAT, también de color verde, también matrícula de Madrid y ¡nada menos que el número siguiente al suyo! El dueño del segundo SEAT estaba esperándole para comentar tan increíble coincidencia.

        Tercera parte.

        Inicio esta nueva serie de coincidencias con unos comentarios de Martín Gardner, tomados de su interesante libro "Paradojas que hacen pensar".

        "Como ya dijo Aristóteles, lo improbable es extraordinariamente probable. Elijamos letras al azar mediante una ruleta. Si eligiéramos una palabra de tres letras y apostásemos a que aparecerá deletreada como consecuencia de tres letras consecutivas dentro de las, pongamos por caso, 100 primeras tiradas, nuestra apuesta sería ruinosa. No sería lo mismo si apostásemos, en cambio, por la aparición de una palabra cualquiera de tres letras que figure en el diccionario. Estudiemos también la aparición de palabras de cuatro y cinco letras. La frecuencia con que se presentan es sorprendente.

        Podemos añadir un toque dramático y sobrenatural buscando formas de relacionar las palabras que vayan saliendo con sucesos de actualidad. Eva, por ejemplo, puede ser el nombre de alguna conocida nuestra; pan puede recordarnos que es hora de comer. Fijémonos también en las combinaciones y siglas (FBI, IBM, BUP). ¡Es tan fácil relacionar estas "palabras" con acontecimientos de actualidad, que algún ingenuo pudiera creer que, en su formación, se están manifestando fuerzas ocultas!

        El experimento explica por qué a lo largo de nuestra vida se producen tantas notables coincidencias. Siempre que se produce alguna, hay fuerte tendencia a creerla manifestación de influencias misteriosas. Para un estadístico, en cambio, semejantes coincidencias resultan extremadamente probables. Hay millones y millones de formas en que alguna suerte de coincidencia puede producirse entre la multitud de acontecimientos cotidianos. No estando precisada de antemano cuál será la naturaleza de las coincidencias, éstas son análogas a los curiosos arabescos y regularidades, no especificados, de las cifras del número pi, o de las palabras de aparición inesperada que se forman al ir extrayendo letras al azar. Cuando la coincidencia termina presentándose, parece siempre demasiado improbable para ser mera casualidad. Y estamos olvidando que por cada una de estas curiosas coincidencias, miles de millones de otras posibles, que pudieron haberse dado, no ocurrieron."

        Tras estos esclarecedores comentarios de Gardner, paso a exponer unos cuantos casos en donde es evidente la influencia misteriosa...

        1. - Deidad vengativa. Asimos, en su libro "El secreto del Universo", cuenta lo siguiente: "Un día de abril de 1967 mi coche tuvo una avería y hubo que remolcarlo hasta el taller. Era la primera vez en los diecisiete años que llevaba conduciendo que tenía que soportar la humillación de ser remolcado.
        ¿Cuándo creen que fue la segunda vez?...Dos horas más tarde, el mismo día y por una razón completamente diferente.
        ¡Diecisiete años sin ser remolcado, y de repente dos veces en un mismo día!. ¿Cómo se explica eso?, ¿Fue una deidad vengativa?"

        2. -Terrorismo. Esta coincidencia, realmente sorprendente, sucedió en Zaragoza el mes de octubre de 1991, y fue recogida por toda la prensa española.
        Unos malditos etapas iban a colocar un coche bomba cuando se les paro el vehículo en plena calle. Entonces pidieron ayuda a un transeúnte que casualmente pasaba por allí para que les ayudase a empujar el coche. Este transeúnte reconoció que la matricula -falsa- del coche que iba a empujar era igual a la del suyo propio. Gracias a Dios esta coincidencia abortó lo que pudo ser una masacre.

        3. -Carambola. En diciembre de 1991 encuentro unos libros en la calle. Entre las páginas de uno de ellos había un boletín de operaciones bancarias en cuenta corriente cuyos titulares eran M. Santesmases Mur y R. Navarro de Palencia. Descubro que Santesmases es hermano de la madre de Guillermo Pérez Jofre, amigo de mis hijos y que Navarro de Palencia es su mujer, prima del marido de mi prima hermana Mari Carmen Piriz Nieto.

        4.-Segunda carambola. Entre los citados libros escojo, al azar, el titulado "Mis Amores", del literato portugués Trindade Coelho, desconocido para mí hasta ese momento. Uno de sus cuentos está dedicado a un tal D. Emigdio Navarro. ¿Había alguna probabilidad de que yo supiese quién era este personaje?. ¡Sí!, tiene un monumento en el pueblecito portugués de Luso a cuyo balneario suelo acudir cada año.

        5.-Dia fúnebre. Mi amigo J. M. Albaigès me remite dos esquelas mortuorias aparecidas el 12 de noviembre de 1991 en "La Vanguardia" de Barcelona. Se trata de dos señoras del mismo nombre y apellido, una de ellas la famosa escritora Montserrat Roig.

        6.-Está en las escrituras. Mi suegro, el notario D. Fausto Navarro Azpeitia, autorizó en la misma mañana dos escrituras a nombre de dos personas que no tenían nada que ver entre sí, ambas se llamaban Pedro de nombre y Pechoabierto de apellido.

        7.- Fausto acontecimiento. Un día, en un cine de Zaragoza, coincidieron en asientos contiguos cuatro personas con el mismo nombre y apellido: Se trataba por un lado de mi suegro D. Fausto Navarro (Notario), por otro D. Fausto Navarro (Diplomático) y sus respectivos hijos, también llamados Fausto.

        8.- Para desesperación del cartero. Mi familia, Nieto-Navarro, vive en el 10 de Núñez de Balboa. Pues bien, en el portal contiguo, nº 8 de la misma calle vive también otra familia Nieto-Navarro sin parentesco con la mía.

        9.- Un metro de casualidad. Mi mujer y yo deambulábamos por uno de los túneles del metro de París tratando de encontrar el enlace correcto con otra línea. Un señor acudió en nuestra ayuda. Por su acento noté que era canario y le comenté que yo tenía un hermano, notario, viviendo en Tenerife, él me contestó: D. Federico Nieto. Se parece Vd. mucho a él.

        10.- Enérgica casualidad. Al introducir en el ordenador el consumo de Kw correspondiente a los meses de enero/febrero de 1992, compruebo un tanto sorprendido que es exactamente igual al del mismo periodo del año anterior, coincidencia que no se había dado nunca en mis estadísticas.

        11.- San Antonio de Padua. En mi biblioteca hay cerca de 3.000 libros en diversas estanterías. A veces me ha sido difícil localizar un determinado título, pero nunca había sido la búsqueda tan larga y pertinaz como la del libro "Guía práctica del papel jaspeado". Repasos y repasos a las estanterías; preguntas a los de la casa por si lo habían visto o prestado; registros de armarios, así durante varios días... Finalmente traté de adquirir un nuevo ejemplar, pero la edición estaba agotada. Casi perdida la esperanza de encontrarlo, decidí impetrar a S. Antonio, prometiéndole una limosna si encontraba el libro ese mismo día, (me interesaba enseñarlo a un amigo por la tarde). Nada más llegar a casa, al pasar frente a una de las estanterías, vi un libro que estaba en posición horizontal encima de otros colocados verticalmente, lo cogí con escepticismo, ya que con anterioridad ya había explorado, sin éxito, ese anaquel. Era el libro buscado cuya desaparición parecía misteriosa y cuyo encuentro, tras la invocación al Santo, me pareció milagroso.

        13.-2/5 (dos quintos). Conchita Vega me remite estas dos coincidencias:
        Diálogo entre dos quintos, que no se conocen de nada y que hacen la mili en Cartagena:
        Quinto 1º.-Tú por el acento debes ser catalán. Me interesan los acentos. ¿Eres de Tortosa o su comarca?.
        Quinto 2º.-Sí, de Tortosa.
        Q1º.-Yo conozco a unos de Tortosa. Se llaman Vega y son muchos hermanos.
        Q2º.-Yo también. La hermana pequeña es mi novia.
        El Q1º es un chico de Barcelona que estudiaba allí con un hermano de Conchita Vega. Estuvo un fin de semana en casa de Conchita, un par de años antes de que Conchita conociera al Q2º que actualmente es su marido.

        14.-Nefasta influencia astral. Conchita, como divertimento, hace cartas astrales. Hizo la de una amiga y, entre otras cosas, salía que algún pariente cercano moriría joven. Horas después de terminar de hacer la carta, llamó su amiga y le comunicó que acababan de morir en accidente de tráfico su tío y su tía. Ninguno de los dos había cumplido aún 40 años. Por si fuera poco, dice Conchita, seis meses después, fue asesinado otro tío, en atentado terrorista.

        15.- Aires buenos. "Apo", que vive y trabaja en Miami (EE. UU.) es hijo de mi amigo Salvador Ten. Víctor, médico argentino que vive en Tenerife, fue marido de Virginia, también hija de Salva. Apo, por razones profesionales, viaja a Buenos Aires. Tiene unas horas libres y decide hacer un "tour" en autocar por la gran ciudad. El autobús va recogiendo turistas de un hotel a otro. En uno de ellos Apo se encuentra con Víctor.

        16.-Alergia. El padre de Luis Ignacio, "Luisi", amigo de mi hija María, es alérgico a las picaduras de los insectos por lo que, cuando viaja, lleva en la guantera del coche un inyectable antihistamínico. Transitando por la N II, cerca de Sigüenza, le picó una avispa. Tuvo tiempo de detener el coche en la cuneta, pero se desmayó y no pudo inyectarse. Un sobrino suyo, que conocía estas circunstancias, viajaba desde Andalucía por la misma carretera, vio que se trataba del coche de su tío, paró y pudo inyectarle salvándole la vida.

        Cuarta Parte.

        Se recogen aquí un tipo de coincidencias un tanto especiales. Se trata de aquellas entre el apellido o nombre de una persona o su cónyuge y la actividad que ha desarrollado a lo largo de su vida. Algo así como si el nombre hiciese al hábito.

        Un repertorio más amplio de este tipo de coincidencias puede verse en el libro de J. M. Albaigès, "Enciclopedia de los nombres propios".

        En el diario "Ya" del 5 noviembre 1992 apareció una entrevista con Ursula Bottcher. Esta Ursula debió ser domada por su marido cuya profesión era domador de osos. En un descuido mortal éstos lo devoraron y ella se puso al frente del espectáculo circense. La Ursula se puso a domar osos.

        Nace en la ciudad de los canales a finales del siglo XVII se llama Antonio Canal, le apodaron Canaletto, fue el gran pintor de los canales de Venecia.

        Mi compañero Rufino Gea, se ha dedicado a las ciencias de la Tierra; es Ingeniero de Minas y Geólogo.

        Balconi, héroe de la resistencia italiana frente a los austríacos, acosado por los esbirros se arrojó por un balcón de su casa de Verona.

        En una esquela, aparecida en "ABC", se leía que el difunto apellidado Naval, era de profesión marino.

        El censor francés de publicaciones, en tiempos de Voltaire, Christian L. Malesherbes, fue un gran aficionado a la botánica.

        El ingeniero de caminos y premio Nobel José Echegaray se casó con Ana Perfecta Calzada.

        Quinta Parte.

        En su libro "Please Explain" Isaac Asimov hace notar que, con frecuencia, se produce un mismo descubrimiento por dos o más científicos casi simultáneamente. Recojo a continuación en esta quinta parte algunas de estas coincidencias:

        1.- El cálculo diferencial e integral fue descubierto con independencia por el inglés Newton y por el alemán Leibnitz.

        2.- La evolución de las especies fue formulada contemporáneamente por Charles R. Darwin y por Alfred R. Wallace. (Ambos con la misma inicial de su segundo nombre).

        3.- El descubrimiento de los quarks fue hecho simultáneamente por Gell-Mann y Yuval.

        4.- La producción barata del aluminio fue descubierta por Charles Hall (en USA) y por Paul Héroult (en Francia). (Ambos tenían el apellido iniciado por H, ambos habían nacido en 1863 y ambos fallecieron en 1914).

        5.- El descubrimiento del helio fue hecho por el francés Pierre Janssen quien reportó su descubrimiento a la Academia Francesa en una carta escrita el 20 de octubre de 1858.

        Mientras tanto, J. Norman Lockyer, profesor de física astronómica de la universidad de Londres comunicó el mismo descubrimiento a la Royal Society inglesa exactamente el mismo día 20 de octubre.

        Con una honestidad que les honró, ambos científicos acordaron compartir el crédito del descubrimiento. La Academia Francesa acuñó una medalla conmemorativa en la que aparecían ambos.

        Sexta Parte.

        Recojo a continuación algunas coincidencias publicadas en el Boletín Oficial de la Facultad de Ciencias Inútiles, Cátedra de Coincidencias.

        1.- Nobel y la nitroglicerina. Alfred Nobel murió en su villa de San Remo en 1896. Sufría de angina de pecho y se medicaba con nitroglicerina (comercialmente Trinitrin). Poco antes de morir escribió en una carta: "Parece una ironía del destino que me hayan prescrito tomar nitroglicerina internamente". Como es sabido, la máxima contribución de Nobel a la ciencia fue el descubrimiento de la dinamita, mezcla de nitroglicerina con sustancias inertes, que hacía seguro y manejable el temible explosivo.

        2.- ¿Quién era? En un frío día de enero, un hombre de 43 años, educado en su niñez en la religión católica, juró su cargo como máximo ejecutivo de su poderoso país. A su lado estaba su antecesor, un famoso general, quien quince años antes había comandado las fuerzas armadas de su país en una guerra de la que resultó la total derrota de Alemania. Después de la ceremonia, el estadista presidió un desfile en su honor durante cinco horas, hasta las tres de la tarde. ¿Quién era este hombre?
        Solución: Se trata de Adolfo Hitler, pero también es perfectamente aplicable a John F. Kennedy, aunque pocos piensen en este otro personaje.

        3.- Guerra Civil Española. En la batalla del Jarama (febrero de 1937) se enfrentaron dos cuerpos de irlandeses pertenecientes al IRA, uno en cada bando.
        En Torija se enfrentaron por cada bando dos batallones de italianos: el Garibaldi de las brigadas internacionales y las "llamas negras" fascistas.
        El coronel José Ungría coordinó el SIM (Servicio de Información Militar) de los Nacionales y el coronel Domingo Hungría dirigía el Servicio de Información de la República..

        Coincidencias 1999.

        Hombre robot. En marzo de 1999 me reuní con J. Mª Albaigès y Francesc Castanyer en Barcelona. Entre otros temas de conversación surgió el de la conducta algo robotizada humana. Albaigès, como ejemplo, comentó el hecho de que, ante un billete de mil pesetas en el suelo, todo el mundo se agacharía a cogerlo. Nunca en mi vida había encontrado un billete pero he aquí que, al regresar a Madrid, en el aeropuerto de Barajas, vi en el suelo un billete de mil pesetas. ¡Por supuesto que me agaché a cogerlo!

        Nombre y número. Nuestra amiga Ingrid Möller fue operada en marzo 1999 de una hernia discal en el Sanatorio del Rosario de Madrid. Convalecía en la habitación 205 cuando recibió una llamada telefónica equivocada de alguien que preguntaba por otra Ingrid que estaba en otra habitación del mismo número pero del área de maternidad.

        Diabólico. En la ciudad francesa de Angers, que visité en abril de 1999, hay una calle peatonal y céntrica llamada de Saint-Aubin en la que existen dos comercios casi contiguos (números 25 y 29), uno es una zapatería llamada Mephisto y el otro una tienda de ropa de señora llamada Lucy Fair.

        Fontevraud. En esta abadía real "la plus vaste cité monastique" de Europa según reza la propaganda, me encontré, casualmente, el 18 de abril de 1999 con mi compañero Fernando Ríos que iba camino de Rennes.

        Cam o Cao. Mamen nunca había oído hablar de Diego Cam (o Cao). Leyendo Vagabundo en Africa se entera de que Cam fue el descubridor del río Congo (al que llamó Poderoso). Empalma esa lectura con la de otro libro, Un viaje Portugués, donde se cita a Cam como nacido en Vila Real (primera ciudad de Portugal que tuvo alumbrado eléctrico); acto seguido, en la revista portuguesa Na Crista da Onda, nº de enero/febrero, dedicado a la figura de san Francisco Javier, vuelve a encontrar por tercera vez en poco tiempo el nombre de Cam.

        Lo que se muestra a continuación apareció en el Boletín Oficial de la Facultad de Ciencias Inútiles (BOFCI) nº 30 de septiembre de 2001.

COINCIDENCIAS RECOPILADAS POR JMAiO

        En el panteón familiar de la familia de mi mujer han sido enterradas cuatro personas:

        Siguiendo con el tema, mis dos abuelos paternos (Magí Albaigès i Antònia Torà) y mi abuela materna (Elisa Rosinach) fallecieron respectivamente los días 5, 7 y 9 de febrero (1938, 1938 y 1955). El otro abuelo, Joan Olivart, falleció en 1960, también en febrero.
 
        «El hombre que hizo saltar la banca en Montecarlo». El hombre que inspiró la famosa canción que lleva este titulo fue Charles Wells, un inglés que entró en el casino en julio de 1891 con 10.000 francos y a los pocos días había ganado un millón. Volvió cuatro meses después y logró ganar otro millón. Sin embargo, al año siguiente perdió todo su dinero. Más adelante fue encarcelado por intentar trampas y finalmente murió en la miseria. Pero su hazaña otorgó a Montecarlo una fama mundial que ya nunca perdería. A pesar de que Wells confesó que jamás se había basado en sistema alguno, su juego fue analizado por cientos de jugadores deseosos de ganar. Todo se debió simplemente a una increíble racha de buena suerte.

        La serie record. La aparición consecutiva más prolongada de un mismo número en la ruleta de un casino que se conoce fue registrada en el hotel San Juan de Puerto Rico el 9 de julio de 1959: el 10 salió en seis tiradas consecutivas.
        Atendiendo a los que posean una mente matemática, diremos que las probabilidades contrarias a tal hecho pueden ser calculadas deduciendo la probabilidad de que un número salga cinco veces después de haberlo hecho ya una vez. En la ruleta americana, la probabilidad de salir para cualquier número es 1/38. La probabilidad de aparecer cinco veces seguidas se obtiene multiplicado 1/38 por sí mismo cinco veces: (1/38)5. Con la ayuda de una calculadora de bolsillo comprobaremos que es 1/79.235.168, es decir, ¡79.235.167 contra 1!

        Una apuesta histórica. Uno de los más grandes «arrolladores» de Las Vegas jugó la mano más fuerte de blackjack de todos los tiempos en 1979, en un casino de la ciudad. La cuantía de apuesta, especialmente convenida con la casa, era de 100.000 $. El jugador en cuestión venía gozando de una considerable suerte en el juego desde hacía varias semanas y estaba convencido de que difícilmente perdería. En aquella jugada sacó un 10 + 6 contra un 7 del banquero. Aunque todo hacia suponer que un desenlace total para él era irremediable, decidió «plantarse»: la suerte estaba de su lado y ganó porque el banquero sobrepasó los 21 puntos. 

Tomado de Guía del juego, por David Spanier

        Uno de los poseedores del primer número (258) en el sorteo de reclutamiento militar de los Estados Unidos en 1917 fue Alden C. Flagg. Su hijo, Alden C. Flagg, Jr., de Boston, fue poseedor del primer número (158) en el sorteo de reclutamiento, en tiempo de paz, de los Estados Unidos en 1940.

        Archivistas franceses afirman que el primer soldado francés que fue herido en la Guerra Franco-Prusiana, fue también el último en morir, 6 meses después, en 1871. Un templo de Afrodita, la diosa griega del amor, fue descubierto, muy apropiadamente, por la arqueóloga estadounidense Iris C. Love.

        Similarmente, cuando Sir Arthur Evans inició en 1899 las excavaciones de Knossos, en la isla de Creta, se encontró con que un griego, llamado Minos, había efectuado ya búsquedas cinco años antes y descubierto unos grandes muros. Knossos había sido el centro de la cultura minoica, llamada así por su legendario rey Minos.

        La madre del astronauta Edwin “Buzz” Aldrin, el segundo en poner el pie en la Luna (1969) se llamaba Moon (“Luna”). Mel Blanc, el hombre que daba voz al conejo Bugs Bunny de dibujos animados, era alérgico a las zanahorias.

        El compositor Wofgang A. Mozart murió justo en el instante en que sonaba la última campanada de medianoche.

        Juan Pablo II (Karol Wojtila antes de ser papa) había sido en su juventud portero de un equipo de fútbol polaco llamado Wojtila.

        Un ciudadano mexicano que salió indemne de cuatro accidentes de tren en sólo dos meses tuvo una descarga eléctrica letal mientras jugaba con el tren eléctrico de su hijo.

        El 5 de diciembre de 1664 se hundió frente a las costas de Gales un barco con 81 pasajeros. En el accidente sólo sobrevivió un pasajero llamado Hugh Williams. Dos siglos después, el 5 de diciembre de 1860, naufragaron otros dos barcos en el mismo sitio. En esta ocasión, volvió a salvarse una persona. También se llamaba Hugh Williams.

        Cuando un estudiante de Harvard se dirigía a su casa para visitar a sus padres cayó entre dos carros de ferrocarril en 1a estación de Jersey City, New Jersey, y fue rescatado por un actor que iba camino a Filadelfia para visitar a su hermana. El estudiante era Robert Lincoln, que se encaminaba al 1600 de Pennsylvania Avenue. El actor era Edwin Booth, el hermano del hombre que dos años más tarde asesinaría al padre del estudiante.

        En julio de 1585, 108 ingleses desembarcaron en la isla Roanoke a la altura de las costas de Carolina del Norte. Patrocinados por Sir Walter Raleigh, los colonos construyeron un fuerte, y casas, plantaron cosechas y buscaron oro. Los huracanes y los indios hostiles los obligaron a regresar a Inglaterra al cabo de un año. En 1587, otros 118 colonos llegaron a la isla, entre ellos los padres de Virginia Dare, la primera niña inglesa que nació en el Nuevo Mundo. El jefe de la colonia, John White, se embarcó de nuevo para lnglaterra después de unas cuantas semanas a fin de conseguir más provisiones. Cuando volvió a Roanoke en 1591, la encontró desierta. La palabra “CROATOAN” estaba grabada en un árbol y no existe nadie
hasta el presente, que sepa qué sucedió a los colonos. (El caso guarda una extraña similitud con el episodio de Fuerte Navidad, construido en el primer viaje de Colón al Nuevo Mundo aprovechando los restos de la nao Santa María, que había embarrancado. Parte de la tripulación quedó allí, pero a la vuelta de Colón, hallaron el fuerte destruido y nunca más se supo de sus ocupantes)

        Mark Twain nació en 1835, cuando apareció el cometa de Halley. Pronosticó que moriría cuando volviera de nuevo el mismo cometa a espantar a todo el mundo, y así fue, en 1910.

        En el torneo de ajedrez de San Petersburgo de 1903 participaban tres jugadores con el apellido Znosko-Borovsky. Los tres ganaron premios.

        En Murcia ocurre un caso tristemente curioso. El Ayuntamiento tuvo noticia de haber muerto en Puerto Príncipe (Cuba) un soldado de aquella ciudad, del regimiento de cazadores del Duero, llamado Antonio Cárceles Serrano, hijo de Antonio y María. Dos madres que se llaman María Serrano, casadas con dos Antonio Cárceles, vecinas ambas del partido de Zaraiche y con un hijo cada una de la misma quinta y del mismo nombre, que sirven en el mismo regimiento, se han presentado, pues, con el temor de que sea su hijo el fallecido, y la esperanza que sea el de la otra.
        Días pasados se recibió una carta de uno de los dos soldados, y el cartero no supo a qué madre entregársela. Abierta al fin, ninguna de las dos familias supo si era para ella, por estar redactada en términos generales. (El Averiguador Universal, número 33, 15-05-1880. Tomado de Diccionario ilustrado de anécdotas, de Vicente Vega)

        El 12 de noviembre de 1991 publicó LA VANGUARDIA dos esquelas de coincidencia singular. Dos días antes había fallecido la conocida escritora catalana Montserrat Roig i Fransitorra. Otra homónima suya, Montserrat Roig i Robert, compartió la nefasta página.

        El Dr. Bellido, eminente hombre de ciencia de a época republicana, tenía un fastidioso defecto: era muy tartamudo. Por ellos sus alumnos de la universidad le llamaban Bu-bureta. Se cuenta que él mismo, oyendo como a sus espaldas unos alumnos le motejaban así, respondió rápido:
        —No, hombre, ahora me llamo Na-nanette.
        Y he aquí la coincidencia. En cierta ocasión en que, ausente de Barcelona, mandó un telegrama a su familia para avisarles de su próxima llegada, por un extraño error del servicio de telégrafos, el comunicado llegó así;
        “Lle llegaré mañana”.

        La Revolución Francesa intentó racionalizar la medida del tiempo con su célebre calendario republicano, con sus meses desde Vendimiario hasta Termidor. Pero es menos conocido que antes había hecho lo propio con la división del día, estableciendo una división de ése en 10 ”horas decimales”, cada una de éstas en 100 “minutos decimales”, y cada uno en
100 “segundos decimales”.
        El decreto se publicó el “4 Frimaire, An III” (24.11.1794), y fue efímera. Cinco meses más tarde fue suspendida por la Ley del “18 Germinal An III” (7 de abril de 1795). ¡Esta misma ley hizo obligatorio el sistema métrico decimal!

        En 1866 falleció en Karlsruhe el profesor Abraham Golmans, “esclavo” y pendiente durante toda su vida del número siete.
        Su nombre de pila y su apellido constan ambos de siete letras. Nació en 1760 (cuya suma es dos veces siete) y murió el día 7 de julio a las siete de la tarde. Se casó un siete de julio y tuvo siete hijos. Poseía siete condecoraciones y falleció de septicemia. (Enciclopedia de las curiosidades, Ed. De Gassó, Barcelona, 1958)

        También es interesante el nacimiento, debidamente comentado por la prensa en su día, de la hija de Andrés, príncipe de Inglaterra, y su esposa Fergie, que tuvo lugar el día 8 de agosto de 1988 (8.8.88), a las 8.18. En aquella ocasión alguien comentó acertadamente que su nombre más adecuado sería Octavia, pero le impusieron Beatriz.

        Carta de Fernando García Iglesias, secretario de Mensa:
        Un señor de Barcelona pide información para hacerse socio. Al tiempo, un socio de Madrid me informa de que se va a trasladar a vivir a Barcelona.
        El primero vive en Avenida de Pedralbes, 18
        El segundo va a vivir en Avenida de Pedralbes, 37.

        Ésta no sabemos si decirla. En un discurso se le escapó a Josep Núñez, presidente del FC Barcelona: “...porque esta ciudad, que lleva el nombre de nuestro club... ¡digo, al revés!”

        Según la tradición, Esquilo murió en Gela, en la costa meridional de Sicilia, cuando una tortuga soltada por un águila impactó sobre su cabeza calva (456 aJC). Parece una mera leyenda.

        El ocupante de un parapente murió ayer al chocar con un ala delta y caer desde una altura de 15 metros en las proximidades de la localidad sevillana de Montellano, según informaron fuentes del servicio de emergencias 061. El fallecido, cuyas iniciales son M. R., tenía 30 años y volaba cuando la persona que viajaba en el ala delta perdió el control sobre ésta, hizo una maniobra brusca y se encontró de frente con el parapente. Ambos artilugios cayeron con sus respectivos ocupantes sobra la cima del monte que les sirvió como pista de salida. El conductor del ala delta, de 62 años, sufrió heridas muy graves. (Europa Press/La Vanguardia, 28.12.1997)

        La prensa informaba que el día 08.10.99, en el hospital Miguel Servet, de Zaragoza, dos mujeres que no se conocían entre sí habían dado a luz trillizos. (el 8 de octubre es también el cumpleaños de este coleccionador de curiosidades.)

        En el año 1900 se dio la feliz coincidencia de que tres botánicos, trabajando de forma independiente, en tres países diferentes, rescataron para la ciencia el trabajo del monje austríaco Gregor Mendel, quien había establecido las leyes de la herencia entre 1865 y 1869. Los tres científicos fueron Hugo de Vries, de la Universidad d Amsterdam, Karl Erich Correns en Alemania, y Eric Tschermack en Austria. Los tres, en sus respectivas publicaciones, otorgaron Mendel el reconocimiento que le correspondía.
 

        Mensaje electrónico de Laura Spivak:

        El 26 de junio, Andrés Coda me mandó este mensaje:

        Hace más de 20 años, sí, 20, una amiga estudiante de Exactas me regala un libro aduciendo que lo tenía repetido. Se trata de "Problemas y experimentos recreativos", Perelmán, Mir,1975.
        En el día de ayer, buscando un enunciado, tomo el libro en cuestión y veo, por primera vez, que en su primera página dice, escrito con lápiz y en letra de imprenta : Laura Spivak.
        Caramba.
        Increpada telefónicamente, mi amiga dice no acordarse de ninguna Laura Spivak de sus tiempos de estudiante y de Spivak se acuerda porque tiene un libro de Análisis en algún rincón de la cocina.
        Me pregunto si tendré que devolver a su legítima dueña original un libro que le fue afanado hace tiempo, so pretexto de regalárselo a alguien.

        Como se imaginarán, después de lanzar unos cuantos gritos de sorpresa y alegría, me comuniqué con Andrés, fui a su casa y recuperé ese libro que me acompañó tanto en mi adolescencia...
        La verdad es que cosas como éstas no suceden muy a menudo, y cuando suceden, vale la pena compartirlas. Por eso, quise hacerlo público, y ahora los dejo porque estoy muy entretenida con mi "nuevo" libro.

 
        Muere arrollado tras salir ileso de una colisión. Un joven falleció en la madrugada de ayer al ser arrollado por varios vehículos cuando cruzaba la A-92 Norte a la altura de Gor (Granada) tras resultar ileso de un accidente de circulación. La hipótesis inicial apunta a que el joven, F. E. M., de 24 años, conmocionado tras chocar su turismo contra la mediana, cruzó la autovía para pedir auxilio cuando fue arrollado por un primer vehículo. Posteriormente, ya tendido sobre el asfalto, fue arrollado sucesivamente por otros vehículos. (La Vanguardia, 13.08.00).

        Cuenta Luis Muñoz Modroño, de Ciudad Real, miembro del CARROLLSIG: “Recuerdo que cuando aprobé el período de prácticas de Bachillerato, los tres profesores que coincidimos en la antesala para el análisis de sangre de costumbre habíamos nacido un 23 de diciembre, aunque de diferentes años.” (Septiembre 2000)

[La probabilidad de que esto ocurra es aprox. 1/3652 = 1/133225.]

        Rómulo Augústulo (s V), último emperador romano, llevaba el nombre del primer rey y del primer emperador de Roma.

Nombres...

        Una de las causas que indujeron a Carlos, hermano de Fernando VII, a alimentar la esperanza de ceñir algún día la corona e incluso promover una guerra por ese motivo era porque otro Carlos (III) había sucedido a otro hermano suyo llamado también Fernando (VI), quien había muerto sin sucesión.

        H. G. Wells escribió La guerra de los mundos en 1898. En 1938, Orson Welles sembró el pánico en USA con la retransmisión radiada de la novela.

        En 1851 el campeón mundial de ajedrez era A. Anderssen; el campeón mundial de damas era A. Anderson.

        En 2001 el romance del verano se dio entre el actor estadounidense Tom Cruise y la actriz española Penélope Cruz. Ambos apellidos significan lo mismo.

        Durante unos años (1976-78), los primeros ministros español y portugués se apellidaban igual: Adolfo Suárez/Mario Soares.

        Los respectivos presidentes de Perú y Ecuador en los años 60 tenían el mismo apellido: Velasco Alvarado (1969-1972) y Velasco Ibarra (1952-1961), respectivamente.

        En el decenio de los 90 los alcaldes de las capitales de provincia catalanas Girona y Tarragona se apellidaban Nadal (Joan y Miquel, respectivamente).

Coincidencias en la política española

        Carlos IV y su esposa María Luisa de Parma fallecieron en 1819, con sólo dieciocho días de diferencia.

        El rey Amadeo I, que reinó entre 1871 y 1873, fue llamado “el rey de los 191”. En efecto, había sido aceptado por las Cortes, a propuesta del general Prim, por 191 votos. Su abdicación, dos años más tarde, fue aceptada también por 191 votos.

        Ramón Casanellas fue uno de los tres anarquistas que ametrallaron al presidente de gobierno Eduardo Dato desde una motocicleta (1921). Casanellas consiguió huir a Rusia, regresó bajo la República, y pereció en un accidente de motocicleta en las cuestas de Montserrat.

        En la madrugada del 20 de noviembre de 1975 murió el general Franco, dictador español durante 39 años, tras un encarnizamiento terapéutico que marcó historia. Mucho antes, el 20 de noviembre de 1939, había sido ejecutado por el régimen republicano José Antonio Primo de Rivera, fundador del movimiento fascista Falange Española, de la cual el régimen franquista tomó su ideología en los primeros momentos de su régimen. José Antonio había sido llamado “el ausente”, y durante muchos años se había conmemorado el 20 de noviembre en el régimen dictatorial franquista como el “Día del dolor”.
        Añadamos que el famoso anarquista Buenaventura Durruti murió el mismo día que José Antonio.
        En los días previos a la larga agonía de Franco corrió entre el vulgo una profecía: Franco debía morir el día 19, pues:

Había empezado la guerra civil: 18-07-36
La había terminado: 01-04-39
Sumando: 19-11-75

        No faltó quien dijera que se le ha había “obligado” a vivir unas horas más para que no se cumpliera la profecía.

        La II República Española fue proclamada el día 14 de abril de 1931, y empezó su fin con la sublevación del general Franco, el 18 de julio de 1936. Entre ambas fechas transcurrieron 1922 días.
        Franco murió el 20 de noviembre de 1975, y el 23 de febrero de 1981, 1922 días después, un grupo de militares conjurados intentaron el célebre golpe de mano conocido como “23-F”, cuyo episodio más sonado fue la toma del Parlamento por el coronel Tejero, de la Guardia Civil. El caso es que la proximidad de la asonada era conocida desde unos días antes, y fue inevitable relacionar el simbolismo del número.

        Y es que al parecer el número 23 le sienta mal a la política española. Veamos unas muestras:

Coincidencias sobre la Guerra Civil española

        Hugh Thomas, en su interesante libro La guerra civil española, expone algunas coincidencias chocantes que se dieron durante el conflicto. Veamos algunas:

Más coincidencias todavía
Tomadas de NOTICIAS IDIOTAS, 50 AÑOS DE PRENSA DELIRANTE, Madrid, 1992.

        Klagenfurt (Austria), 7. Un habitante de esta ciudad, de sesenta y cinco años de edad, fue atropellado por un coche y resultó muerto. Cuando su mejor amigo lo supo, murió instantáneamente de un ataque al corazón. Posteriormente el conductor del coche fue encontrado ahogado en un canal. Efe/ABC/8-4-60

        Un actor muy conocido en la escena americana, que aún vive y actúa con gran aplauso del público, deseaba obtener el papel de protagonista de una nueva obra que pronto se iba a estrenar en un lujoso coliseo de la calle 42, de Nueva York. Uno de sus amigos le informó de que el empresario que iba a montar el espectáculo tenía en alta estima sus méritos artísticos, pero lo consideraba un audaz Tenorio y creía que los hombres muy dados a las faldas no eran cumplidores ni disciplinados en la escena.
        Una tarde, el citado actor iba por Broadway del brazo de una lindísima rubia que acababa de conocer en un restaurante, cuando al doblar la esquina se dio de bruces con el empresario. No podía escapar, por lo que tuvo una inspiración que a él le pareció salvadora:
        —Señor Harrington, cuánto gusto en verle. ¿Puedo presentarle a mi esposa?
        —¿A su esposa? —replicó el empresario con los ojos echando fuego—- ¡Querrá usted decir a la mía! El Noticiero Universal/10-1-1961

        Long Beach (California), 6. Dos marineros del destructor norteamericano “Brenner” discutían un día de mujeres, cuando descubrieron una coincidencia: sus respectivas esposas tenían el mismo nombre, Peggy Lucille. Los dos rieron de la coincidencia y fueron a buscar las fotografías. Al contemplarlas dejaron inmediatamente de reír, pues comprobaron que las
“fotos” eran de la misma mujer.
        Marvin Ritchel, de treinta años, obtuvo la anulación de su matrimonio el pasado diciembre, y Carlyle Sanley, de veintitrés, se divorció la pasada semana. Efe/ABC/7-2-1960

        Las Palmas de Gran Canaria. Ha fallecido, en un barrio de San Cristóbal, Domingo Ruano Díaz, de setenta y ocho años, industrial panadero, que hacía pocas horas había perdido a su esposa, Cecilia Vieira Ramos, de setenta y nueve años. Los dos cadáveres recibieron sepultura a la misma hora. Se trataba de un matrimonio muy unido que siguió el mismo destino.
(Quizá este tipo coincidencia no sea tan infrecuente. Mis abuelos paternos, Magí Albaigès Mestre, de sesenta y nueve años, y Antònia Torà Pibernat, de cincuenta y nueve, fallecieron con cuarenta y ocho horas de diferencia (7 y 9 de febrero de 1938, respectivamente), mientras su único hijo Josep combatía en el frente [Josep M. Albaigès]. En el plano histórico, el rey español Carlos IV y su esposa María Luisa de Parma murieron en 1819, con diecisiete días de diferencia.) El Alcázar/8-3-1962

        Durante la tormenta desencadenada el domingo sobre Cesuras, una chispa eléctrica causó la muerte a un labrador. El cadáver no presentaba señal ninguna, aparte de una ligera quemadura de pelo, precisamente en el punto donde el rayo produjo en la boina de la víctima el agujero que se observa en la fotografía. La Voz de Galicia/22-5-1956

        Londres. Uno de los últimos partidos de Liga celebrado en Inglaterra se desarrolló en medio de una lluvia torrencial. El árbitro, que actuaba parcialmente a favor del equipo forastero, era objeto de una bronca tremenda.
        Al final de la primera parte, cuando el referee se disponía pitar contra el equipo local un falso penalty, cayó fulminantemente al suelo. Lo sucedido era que un rayo, atraído por el silbato, cayó encima del buen árbitro, al que, por fortuna, no mató. Diario de Burgos/8-4-1959

Las coincidencias en Japón

        En el país del Celeste Imperio son miradas con especial unción las coincidencias, considerándolas como indicios de buena suerte. Una superstición popular que dice que los numeros y/o letras repetidos traen buena suerte. Un ciudadano del país apareció en los periódicos simplemente porque había nacido el 7 de Julio del año 7 de la Era Taisho (7/7/1918), y cumplió 77 años el 7 de Julio del año 7 de la Era Heisei (7/7/1995). O sea, que acumulaba nada menos que 8 sietes en ese día.

        El amor por los japoneses por la coincidencia, les lleva a valorar especialmente los isoacrónimos repetidos, empezando por el símbolo de su augusto emperador, TT, Tennou Tentei, o sea “Señor Celestial”. Otras muestras del amor japonés por este tema son:
        BBBB Corresponde a las palabras japonesas Bijin, Bion, Biji, Bigi! (Mujer bella, Voz bella, Palabras bellas, Bella Geisha!, las tres cualidades que debe tener una bella geisha].
        KKK Son llamados así los trabajos que sólo los inmigrantes quieren hacer: kiken, kitanai, kitsui = peligroso, sucio, dificil.
        KKK Koushuunyuu, Kougakureki, Koushinchou, las tres cualidades que se supone que una chica casadera busca en su futuro marido (sueldo alto, educación superior, estatura grande).
        KKK Kaji, Kawa, Kaminari (Fuego, Rio, Trueno), las tres cosas temibles: Incendios, inundaciones y fuerzas desatadas de la naturaleza]
        SSSSS Las 5 eses del JIT (Just in Time) son:
            -Seiri (Arreglo metódico)
            -Seiton (Orden)
            -Seiso (Limpiar)
            -Seiketsu (En estado de uso)
            -Shitsuke (Disciplina)

(José Beltrán Escavy, 1997)


COINCIDENCIAS NAPOLEÓN-HITLER

        Napoleón nació en 1769. Hitler en 1889. Diferencia: 129 años.
        Napoleón tomó el poder en 1804. Hitler en 1933. Diferencia: 129 años.
        Napoleón entró en Viena en 1809. Hitler en 1938. Diferencia: 129 años.
        Napoleón entró en Rusia en 1812. Hitler en 1941. Diferencia: 129 años.
        Napoleón perdió la guerra en 1815. Hitler en 1945. Diferencia: 129 años.

        La diferencia más sonada que se ha señalado siempre entre los dos fue su fracaso, que le acarreó al fin la ruina, ante la inmensidad y el invierno rusos.

COINCIDENCIAS TOPONÍMICAS

    Los volcanes de Mauna Loa (‘Montaña Larga’) y Mauna Kea (‘Montaña blanca’, por la nieve que cubre su cima) constituyen prácticamente toda la isla de Hawai. En el centro del primero, todavía activo, se encuentra Kilauea, el cráter mayor del mundo (10 km de diámetro), y los aborígenes hawaianos creían en que éste vivía Pelé, la diosa del fuego.
        Resulta que en la isla de Martinica hay una montaña llamada el francés la Montaigne Pelée (‘Monte pelado’), cuyas características vulcanológicas eran casi desconocidas hasta la tremenda erupción de 1902, que redujo a un cementerio la ciudad de Saint Pierre, entonces capital de la Martinica.