Todo acerca de las sequías

El concepto de sequía

El concepto de sequía es de índole netamente cultural. Se refiere a la percepción que una sociedad puede tener acerca de la ausencia o escasez de precipitaciones en un momento determinado. En los desiertos de Botswana, los pueblos “¡kung” (también llamados bosquimanos) piensan que hay sequía cuando deja de llover cinco o seis años; en algunos países europeos, como Francia o Alemania, para que ello ocurra basta con un mes sin lluvias. 

Del mismo modo, las formas de afrontar la falta de lluvia varían de acuerdo a las caracte

rísticas climáticas y culturales de cada zona o país. Las sociedades que están acostumbradas a largos períodos sin lluvias, tienen sistemas de reservas hídricas, de consumo y producción adaptados a esta modalidad climática. En cambio, cuando las precipitaciones son regulares y están distribuidas durante todo el año, la ocurrencia de períodos de sequía de escasa duración puede ocasionar perjuicios catastróficos, debido a la falta de instrumentos sociales y productivos para enfrentarlos. 

Del mismo modo, son culturales, y por lo tanto relativos, los conceptos de desierto y desertificación. 
 

 

 

Causas para que haya una sequía

-La larga ausencia de precipitaciones en el año hidrológico presente ha vuelto a poner en la cuerda floja uno de los recursos más importantes en la vida del ser humano: el agua. El actual año hidrológico está siendo el más seco de los últimos 60 años. 

-Según palabras de Enrique Cabrera, catedrático de Fluidos de la Universidad Politécnica de Valencia, España al ser un "país con una pluviometría irregular está condenada a sufrir periódicas crisis de pánico"

-Los expertos apuntan, basándose en la experiencia de situaciones pasadas, que las sequías suelen darse de forma cíclica en periodos de 11 y 18 años.

-Pero, ¿hasta qué punto un uso irracional del agua y el efecto invernadero provocado por el hombre son responsables de la sequía?. Expertos en la materia sostienen que aunque es evidente que la acción del hombre interviene en los procesos naturales, la sequía es fundamentalmente una consecuencia normal de la variabilidad meteorológica que caracteriza al clima mediterráneo.

-Nuestro clima es muy irregular en cuanto a precipitaciones y las sequías se suelen producir tras un periodo de 11 año, y si la última fue en el año 1995 todo podría estar apuntando al inicio de un ciclo seco que podría continuar en los próximos años.

-La periodicidad con la que se producen estos ciclos se debe, según Cruz San Julián (catedrático de Geodinámica Externa y ex-director del Instituto del Agua de la Universidad de Granada) a las fluctuaciones en la actividad en la superficie solar, que se manifiestan en el incremento periódico de la intensidad de las manchas solares “algo que no nos es ajeno porque desequilibran la atmósfera”. No obstante, sequías con periodos de 18 años las asocia al cambio de posición del eje de la órbita lunar con respecto al ecuador del Sol. 

Consecuencias que conllevan las sequías

Las sequías conllevan diversas consecuencias, que se extienden y agravan conforme la situación se prolonga, y que afectan a:

        a) Los sistemas de sustento, sobre todo de los campesinos y los pastores, quienes pierden parte de su producción alimentaria e ingresos, viéndose obligados a vender progresivamente sus medios productivos para poder subsistir e hipotecando así su subsistencia futura. Los pastores suelen figurar entre los más afectados, debido a un habitual efecto tijera en los precios de los alimentos: el precio del cereal que necesitan comprar aumenta, mientras que el del ganado que producen suele hundirse; la falta de pastos y agua impide mantener toda la cabaña y provoca la venta de parte de ésta, en tanto que la demanda de carne desciende por resultar un alimento caro.

        b) La seguridad alimentaria, consecuencia no tanto de la disminución del abastecimiento (al fin y al cabo se podrían importar), sino de la disminución de recursos económicos.

        c) El estado sanitario, ya que la escasez de agua potable obliga a consumir agua contaminada, ocasionando enfermedades diarreicas.

        d) La sobrecarga de trabajo para las mujeres, que tienen que desplazarse más lejos para poder acarrear el agua a casa. Esto reduce el tiempo que pueden dedicar a las actividades productivas, las tareas domésticas o el cuidado de los niños y otros familiares, al tiempo que reduce la asistencia escolar de las niñas.

        e) La situación macroeconómica del país, que se ve deteriorada en varios frentes por la disminución de la producción agrícola.

 

                                             Volver a la página de inicio