Priaranza > Historia >
Vocabulario | Lápida romana | yacimientos arqueológicos | Fucochico | Barrerica Blanca | Canales romanos
 Iglesia | Ermita  


Lápida Romana

Agustín Abajo Botas, propietario de la lápidaEsta lápida no es totalmente desconocida, pues los vecinos del pueblo un poco mayores aún pueden recordarla. Estaba colocada en la fachada de la casa de Agustín Abajo Botas, al lado de la ermita. Su historia es como sigue
La piedra siempre estuvo colocada en la fachada de la casa y no se tienen noticias de dónde se trajo, ni cuándo, ni quién la encontró. Hacia el año 1965 un militar, aficionado a la arqueología, que también realizó excavaciones en San Martino (donde se encontró también una estela con un águila legionaria y el texto borrado, actualmente en el museo de Astorga), intentó comprarla, pero Agustín se negó. Ante esta negativa, el militar, decidió utilizar sus influencias para conseguirla y así se presentaron en el pueblo, el Obispo de Astorga y el Gobernador de Salamanca con este objetivo. Algo nunca visto por estos lares. Le ofrecieron a Agustín hasta 1.000 ptas (de las de entonces) por ella, pero Agustín también se negó. Años más tarde, cuando revocó la fachada de la casa, la quitó de la pared y la guardó. Hasta ahora ha permanecido en el olvido, escondida en su casa.

Lápida romanaCuando yo me interesé por ella, Agustín me dió todas las facilidades para poder estudiarla. Así que le hice unas fotos y copié el texto en un papel. La traducción del texto latino debo agradecérsela a Eduardo Urdiales, aunque también he hecho llegar el texto y una foto a la Universidad de León.

La lápida está rota, tal como se aprecia en las fotos. Mide unos 25 cm de ancha, otro tanto de alta y tendrá uno 10 cm de grosor. Los dibujos que la acompañan denotan su carácter funerario. La piedra es de aspecto marmóreo y no procede de la zona.

Texto latino:

D.M. SACRAM
POSVIT FLAVINVS
FLA. FILIO SVO FLA
ANNORVM P.M.

Transcripción

Consagrada a los dioses manes
La puso Flavino Flavo a su
hijo Flavo de ........ años más o menos

Así pues, otro indicio más que añadir a nuestro rico patrimonio, y no poco importante