Formación de las rocas aborregadas

Las rocas aborregadas suelen aparecer, generalmente en grupos, sobre sustratos de rocas cristalinas que estuvieron cubiertas por glaciares de casquete o en las zonas de los umbrales en glaciares de tipo alpino. El tamaño es muy variable, desde alrededor del metro hasta varios cientos.

Su génesis y forma asimétrica se explican como resultado de un mecanismo llamado quarrying:

  • El empuje de la masa de hielo sobre la superficie de un resalte rocoso (A) provoca la fusión del hielo sometido a presión a la vez que la abrasión da lugar al pulido y las estrías en la dirección de flujo (E, señaladas con flechas blancas en la figura 1).
  • El agua así formada migra a la zona B, donde el despegue de la lengua de hielo crea una zona de baja presión, y penetra en grietas y fisuras.
  • Al decrecer la presión ese agua recristaliza y provoca la rotura de la roca por crioclastia en la zona B además de soldarla a la lengua de hielo, que tracciona arrancando fragmentos y dando así forma a esa superficie quebrada e irregular.
Mecanismos de formación de una roca aborregada. Figura 1
figura 1

En muchos casos se ha podido constatar que también influye la fracturación previa de la roca, pues la orientación de los planos de diaclasas (D, señaladas con flechas amarillas en la figura 1) es paralelo a la cara abrupta de la roca aborregada y tienen la misma dirección que las fuerzas de empuje del hielo, como se esquematiza en la figura 2, facilitando la rotura según esos planos:

Mecanismos de formación de una roca aborregada. Figura 2
figura 2
[cerrar]