Hoyazo de Níjar (Almería)
(Arrastre el puntero del ratón para desplazar la imagen en la ventana)

El Hoyazo de Níjar, aunque con apariencia de calde-ra, corresponde a los restos de un edificio volcánico sub-marino, un domo dacítico que intruyó hace 6,2 millones de años, ahora casi desmantelado por la erosión y con-torneado por un arrecife coralino, más resistente, que constituye el resalte en su perímetro. Las aguas super-ficiales han disectado ese relieve circular dando salida al exterior a torrenteras, como el barranco de la Granatilla, que forman abanicos aluviales. En el fondo de los cauces se encuentran llamativos placeres en que se acumulan pe-   queños cristales del granate almandino, que aparece en forma de xenocristales en la roca volcánica, una dacita gris. Proceden éstos del basamento metamórfico disgre-gado por el magma ascendente durante la intrusión . La meteorización ha liberado esos cristales de la masa de roca haciéndolos muy abundantes sobre la superficie del terreno. El centro de la gran depresión está ocupado por un agreste pitón de roca volcánica correspondiente a los restos del domo. Es la masa de roca que aparece en primer plano mediada la panorámica.

©César Martínez Martínez