Formas de modelado periglaciar

Inicio >> Índice de temas >> Modelado periglaciar
pulsa sobre las fotos para verlas ampliadas ©César Martínez Martínez

Bajo el término periglaciarismo (como sistema morfoclimático) se agrupan un amplia variedad de procesos que se desarrollan bajo climas fríos como consecuencia de la presencia de hielo y de los ciclos de hielo-deshielo del agua intersticial. También tienen importancia los procesos nivales y crionivales. Se incluyen por tanto desde fenómenos como crioclastia, ampliamente descrita e ilustrada en la página sobre meteorización, a crioturbación, que afecta a la fracción fina del suelo.

Las formas periglaciares van a desarrollarse entonces en áreas circumpolares (donde inicialmente se definió el dominio) y de alta montaña, es decir en altas latitudes y altitudes. En la península ibérica el periglaciarismo actual bien desarrollado está limitado a las altas montañas, aunque en menor medida aparecen procesos de este tipos relacionados con las heladas invernales, tan frecuentes e intensas en todo el interior. Por otra parte, hay gran variedad de formas periglaciares fósiles.

 
senderos Las terracillas (o terrassettes) son formaciones frecuentes que forman escaloncillos en la parte alta de laderas sometidas a solifluxión. Estas laderas suelen mostrar perfil convexo como consecuencia del mismo fenómeno. También se llaman senderos de vacas, aunque hay quien distingue entre terrassettes y senderos de vacas en función de si hay deslizamiento (slump) o sólo asentamiento del suelo, respectivamente (Valle de Otal, Bujaruelo, pirineo de Huesca).
 
solifluxión El desplazamiento lento del manto de alteración o reptación como consecuencia de fenómenos de solifluxión provoca la deformación o desplazamiento de vallas, postes o cualquier estructura situada en la ladera. Es muy característica la inclinación del tronco de los árboles (también vallados, postes u otras estructuras) en suelos afectados de reptación (puerto de La Morcuera, Madrid).
 
Césped almohadillado Los céspedes almohadillados son abultamientos que se desarrollan en zonas de escasa pendiente afectando a suelos con cierta proporción de material fino y cubierto de césped (foto de la izquierda, Puerto de la Morcuera, Madrid) o turberas (en el fondo de hoyas y cubetas glaciares, como en el circo de Peñalara [®fotos].
Se forman por crioturbación superficial debida a ciclos de hielo-deshielo diario o estacional.
 
Corona de hierbas En el desplazamiento superficial del suelo influyen factores como la pendiente, la granulometría, y también la presencia de cubierta vegetal que lo retiene. Esta dinámica da lugar a formas características como son las coronas o círculos de hierbas, originadas por el crecimiento de matas de herbáceas (Festuca indigesta sobre todo) de años sucesivos en torno a una inicial (Asómate de Hoyos, Cuerda Larga, Madrid).
 
Corona de hierbas Los círculos son comprimidos e invadidos en su parte superior por la reptación del suelo a favor de la pendiente, de modo que se van adelgazando hasta dar formas abiertas (Collado del Piornal, Madrid).
 
Coronas de hierbas Por lo indicado arriba, estas formas evolucionan hacia semicírculos, convexos en el sentido de la pendiente, que reciben el nombre de guirnaldas, siendo más abiertas que los círculos incompletos que muestra esta foto (ladera de Dos Hermanas, Madrid).

Las guirnaldas crecen por sus extremos y llegan a unirse y solaparse formando un escalonamiento de perfil sinuoso u ondulado en la vertiente que se conoce como terracillas festoneadas.

 
Terracillas Por último, en laderas de pendiente uniforme y cantos de tamaño homogéneo pueden evolucionar hacia terracillas rectilíneas, de hasta varios metros de desarrollo longitudinal, coexistiendo con guirnaldas y terracillas festoneadas (ladera de Dos Hermanas, Madrid).

Por tanto, estas formas pueden transformarse unas en otras a lo largo del tiempo según la secuencia:

 
coronas de hierbas ® guirnaldas ® terracillas festoneadas ® terracillas rectilíneas
 
Cantos enmarcados La elevación por congelación o frost-heaving ocurre en suelos ricos en materiales finos (arcillas) cuando se congela la humedad que contienen. Las arcillas son poco permeables pero retienen el agua por lo que aumenta su volumen cuando ésta se congela, dando los cantos enmarcados, como los de la foto, tomada dentro del recinto del IES "El Carrascal" (Arganda del Rey, Madrid) en el mes de enero de 2003. También puede ocurrir la elevación de cantos o bloques hacia la superficie, formando el enlosado nival.
 
Cantos enmarcados En esta otra zona, próxima al lugar de la foto anterior, la elevación fue algo mayor: cercana a los 2cm junto a algunos cantos (igual localización).

©Páginas elaboradas por César Martínez Martínez. Todas las fotografías son propiedad del autor.
Inicio >> Índice de temas >> Modelado periglaciar Subir