AVIONES MILITARES MODERNOS

Los aviones militares modernos se encuentran entre los productos más sofisticados y costosos del siglo XX. Los cazas necesitan más controles operados por computadora para su maniobrabilidad, sus potentes motores y eficaces armas aire-aire. La mayoría de los cazas modernos también disponen de misiles guiados, radar y sensores pasivos e infrarrojos.
Estos perfeccionamientos técnicos capacitan a los cazas actuales a entrar en combate con adversarios que se encuentran fuera de su alcance visual. Los bombarderos transportan una enorme carga de armamento y suficiente combustible para vuelos de largo alcance; el método utilizado para deshacerse de los tanques de combustible ya vacíos es el de desprender dichos tanques en pleno vuelo. Unos pocos aviones militares, como el tornado y el F-14 TOMCAT, disponen de alas de flecha variables (oscilante). Durante el despegue y el aterrizaje sus alas están completamente extendidas, pero para vuelos de alta velocidad y ataques a bajo nivel las alas son pivotadas hacia atrás.
Una reciente inovación técnica es el bombardero "STEALTH" (el furtivo) que está diseņado para absorver o desviar el radar enemigo y no ser detectado. Los bombarderos anteriores, como el Tornado, utilizan radares de seguimiento del terreno para volar tan cerca del suelo que impiden su detección por el radar enemigo.
Uno de los grandes descubrimientos de la aviación moderna ha sido la construcción y desarrollo de los helicópteros tanto en el ámbito militares como civil.