AVIONES MODERNOS DE PASAJEROS


Los aviones modernos de pasajeros han posibilitado a la gente corriente viajar a lugares que en otro tiempo solo el acaudalado podía visitar. Comparados con los primero aviones de pasajeros (que fueron introducidos en los aņos 40), los modernos son mucho más silenciosos, queman el combustible más eficientemente y producen menos contaminación. Estos avances son principalmente debidos a la sustitución de los motores turborreactores por motores turbofan. La mayor potencia de los motores turbofan a bajas velocidades posibilitan a los aviones de pasajeros modernos transportar más combustible y pasajeros que los aviones de turborreacción; un moderno Boeing 747-400 (popularmente conocido como "Jumbo Jet") puede llevar 400 personas durante 13700 km sin necesidad de repostar. Los aviones de pasajeros vuelan a grandes altitudes, generalmente viajando entre 8000-11000m donde pueden utilizar el combustible con eficacia y en general evitar el mal tiempo. EL piloto siempre controla el avión durante el despegue y el aterrizaje; sin embargo, el resto del tiempo el avión es controlado por el piloto automatico. Los pilotos automáticos son complejos mecanismos a bordo que detectan las desviaciones de la ruta del avion y realizan los ajustes apropiados a los controles de vuelo. Las cabinas de mando también están equipadas con radares que avisan al piloto de riegos que se aproximan, como cadenas montaņosas, mal tiempo u otro avión.