Cartas  


      Carta de una niña.

      El jornalero de música.


CARTA DE UNA NIÑA.

    ¡Hola!, me llamo Ana. No sé escribir pero ya soy mayor. Esta carta la escribe Clifus o

    Silvito, le llamo de las dos formas. Clifus es un duende y es mi amigo. Le conocí en la

    «guarde» en una siesta. A Lola, mi "seño", le gusta mucho la música y a mi también.

   

    Al principio lloraba mucho al ir al «cole», hasta aquella tarde en que escuchando a

    Mike Olfield (¿o era Milladoiro?) apareció mi amigo.

 

    Le suelo ver allí, a la hora de la siesta, aunque a veces viene a casa de noche, o al

    amanecer y me cuenta muchas historias mágicas, me lleva a sitios encantados y

    jugamos con sus amigos de los cuentos. Es un viejo duende juguetón. Es una suerte

    conocerlo y también gracias a Lola porque Clifus me dijo que a él sólo se le puede

    conocer si escuchas atentamente el silbido del viento contra las hojas; hermosas

    melodías o cosas así.

    En clase escuchamos mucho New Age (o como se diga) a Mozart, blues, rock,

    flamenco (Camarón, el mejor).

    Me gustan también las de niños y las danzas que Silvito me toca con su viejo violín.

    Ya soy grande, tengo tres años. Pero no sé si me gustará ir al cole de los grandes.

    Mi hermanito Raúl dice que allí son quinientos mil niños y que sólo escucha música y

    canta un «ratín» a la semana. Por eso le he dicho a Clifus que os escriba a ver si me

    mandáis una «seño» que se enrolle tan bien como Lola y que deje una rendija de la

    ventana para que pueda entrar mi duende.


EL JORNALERO DE MÚSICA.

    "No soy de aquí, ni soy de allá", dice la canción. Al "Jornalero de Música" (maestro     de primaria especialista en música) le pasa algo así. Diariamente se enfrenta a                 situaciones similares a estas en el/los colegio/s donde trabaja.

    - ¡ A ver, niños! Vamos a mover nuestro cuerpo (ejercicios de expresión corporal),             pero como no tenemos espacio vamos a mover sólo la cara.

    - ¡Eh, tú, el de rojo! ¿Cómo te llamas? ... Es que con 600 alumnos me resulta un poco         difícil conoceros.

    - ¿El proyecto de centro? ... Pues como no quiera decir que al profesor de música se le       proyecta de un centro a otro, ...

    - ¿Los objetivos de la LOG...SE? Pues yo no LO...SÉ, sin dos sesiones semanales por       grupo (y muchas cosas más) es imposible conseguirlos. En los centros donde se ha           implantado la reforma sólo se da una sesión por cada grupo. (¿Será cosa de la                 crisis... ?). La verdad, no LO...SÉ.

    - ¿Calidad de enseñanza musical? ... Bueno, como no sea que se "considele calo dal"         dos sesiones semanales de música, tener instrumentos afinados, tener aula de                 música y dar al profesor de música la posibilidad de mejorar su preparación                     accediendo a cursos de formación y al Conservatorio si lo desea, no sé de qué otra           calidad me puede hablar.