Modelos físicos de proyección y abatimiento




Teatrillo con una pieza cilíndrica   La actividad consiste en reproducir, en un teatrillo de cartón, los tres planos del sistema diédrico y dibujar en ellos las tres proyecciones de una pieza sencilla.

   El objetivo es ayudarles a abstraer un objeto concreto para concebir su representación en diédrico, ejecutando sobre un modelo físico las complejas operaciones intelectuales implicadas en la proyección de las vistas del objeto y su abatimiento sobre el plano del dibujo.

   Todos los libros de dibujo técnico que conozco, para explicar las normas de proyección y abatimiento en diédrico, recurren a un dibujo en perspectiva, en el que se ve un objeto sencillo y sus tres proyecciones sobre las caras de un triedro.

   Pero he observado que, aunque a nosotros nos pueda parecer un procedimiento clarísimo y trivial, a muchos de nuestros alumnos les resulta dificil hacer esa operación mentalmente e integrarla en una habilidad adquirida que se pueda aplicar de forma fluida sobre cualquier pieza.


Teatrillo montado y sin la pieza   Hay que elegir piezas simples, para que la representación no tenga complicaciones inncecesarias: se trata tan sólo de explicar las normas de proyección y abatimiento. Utilizaremos piezas prismáticas, compuestas por caras planas o cilíndricas y sin zonas vacías.

   Situaremos la pieza  con sus caras principales paralelas a los planos del triedro. Utilizaremos tan sólo un tipo de línea y situaremos la pieza de modo que no sean necesarias líneas ocultas.

   Las vistas deben dibujarse a tamaño natural, para que la relación entre la pieza y sus vistas sea inmediata, sin la complicación añadida de la escala.



Teatrillo desplegado   Una vez visualizada la correspondencia entre las aristas de la pieza y su representación en el plano, procederemos a desplegar el triedro para formar un plano en el que cada una de las vistas ocupa su posición normalizada.

   El escenario queda abatido en el plano. Con esta operación, los alumnos visualizan la correspondencia entre cada uno de los planos del triedro y su posición en la hoja de dibujo. También comprenden la razón por la que las distintas vistas quedan alineadas en el dibujo.

   Esta operación, en la mayoría de los libros de dibujo, se explica con una serie de arcos de circunferencia, que tienen su centro en el origen del triedro y relacionan la posición de los elementos del objeto en cada una de las vistas.

   Muchos alumnos creen que dichos arcos forman parte de la representación de un objeto y están confundidos respecto a si deben dibujarlos o no. El modelo de cartón ayuda a explicar el procedimiento y evita dicha confusión.

Teatrillo y pieza prismática   En la figura de la derecha puede verse otra pieza muy simple, construida en cartulina desarrollada, compuesta tan sólo por caras planas perpendiculares y un lano inclinado. Otro escenario, hecho de cartulina, presenta las proyecciones de la pieza dibujadas.

   Para explicar la idea de que tan sólo se representan las aristas del objeto, con una linea sólida en la proyección, construí una réplica física del mismo objeto, a la misma escala, utilizando alambre de cobre soldado con estaño. En ese modelo de alambre, cada arista de la pieza se corresponde con uno de los alambres.

   De ese modo, la traslación mental entre el objeto, sus aristas y las líneas del dibujo es directa y concreta.

   Podemos, incluso, situar el modelo de alambres en el teatrillo e iluminarlo con una linterna para ver la sombra proyectada de los alambres en las caras del triedro.

Teatrillo y modelo de alambresModelo de alambres

Arriba



Inicio

Expresión gráfica