APUNTES SOBRE SONIDO PROFESIONAL:

 

 

            HI-FI.-  

            Introducción: Se dice que un equipo o una instalación es de alta fidelidad (HI-FI), cuando cumple unas determinadas exigencias de calidad mínima.

 

            Estereofonía: Es un procedimiento de tratamiento (grabación y reproducción) del sonido basado en utilizar dos canales independientes e idénticos. (Canal izquierdo y canal derecho).

           

            Tetrafonía (Cuadrafonía): Con él se trata de conservar, no sólo el efecto de profundidad y de presencia de una fuente de música tridimensional, junto con la facilidad de localización de instrumentos que caracteriza el procedimiento estereofónico, sino además, las características acústicas de una sala de conciertos. Para ello el sistema tetrafónico, incorpora dos nuevos canales que contienen la impresión acústica recibida por el espectador como consecuencia de los fenómenos de reflexión del sonido que se producen en cualquier sala de audiciones.

 

            ELECTROACÚSTICA.-

            Intensidad: La intensidad da idea de la cantidad de energía acústica o eléctrica que contiene un sonido o una se al eléctrica.

            Tono: El tono depende de la velocidad (frecuencia) de vibración del cuerpo generador del sonido.

            Timbre: El timbre es la característica que permite identificar los diferentes instrumentos musicales. Dentro de cada ciclo, la velocidad de desplazamiento de vibración, es distinta en cada instante.

            El decibelio (dB): Se inventó para simplificar las operaciones con magnitudes físicas. Expresando en decibelios el margen de presiones acústicas resulta ser:

                                                                                                          20 log (2000 / 0,0002)= 140 dB

 

 

            El umbral de audición corresponde a un nivel acústico de 0 dB y el de dolor a 140 dB.

 

            FUENTES DE SONIDO.-

         EL PLATO.-

            La misión del plato es explorar, con la velocidad exacta y la constante de grabación, sin ruidos "rumble", todos los detalles de información contenidos en el disco en forma de entrantes y salientes del surco, transformando los leves vaivenes mecánicos de la aguja exploradora en vaivenes de tensión de energía eléctrica.

 

            Instalación:

            Una vez comprobada la horizontalidad de la superficie de colocación, se pone el plato en su emplazamiento definitivo, volviendo a comprobar la horizontalidad; esta vez con el nivel puesto sobre el plato, para verificar el conjunto.

 

            Plato y sistema mecánico de accionamiento:

            El plato debe poseer varias cualidades:

 

            Precisión de marcha: El disco debe ser reproducido exactamente a la misma velocidad con que se grabó. El ajuste se realiza mediante el correspondiente mando, bajo observación del estroboscopio. Las líneas estroboscópicas se iluminan con una lámpara fluorescente o de neón. Si la velocidad es exacta, las líneas se verán paradas.

 

            Estabilidad de marcha: Puede considerarse como el mantenimiento, en todo instante, de la velocidad (nominal) de rotación. La estabilidad se consigue por efecto de la fuerza centrífuga, concentrando el peso del plato en la periferia. Un plato de gran peso proporciona mayor estabilidad.

 

            "Wow" y "flutter": En las audiciones de los programas musicales, las inestabilidades de marcha se manifiestan al oído como trémolos o aullidos, denominados "wow" si coinciden con notas bajas, o como lloros, denominados "flutter" si coinciden con la reproducción de tonos agudos.

 

Rumble: Es el ruido que se genera en la cápsula por vibraciones mecánicas, sacudidas o golpes. En este aspecto cabe destacar, las vibraciones que producen las pantallas al ritmo de la música que reproducen. El motor también influye. Para ello, el chasis va montado sobre unos amortiguadores, con el fin de evitar la transmisión hacia la cabeza fonocaptora, a través del chasis, de estas vibraciones.

 

            Sistemas de transmisión:

            Transmisión por rueda intermedia: Es el sistema más antiguo de transmisión. Se basa en una rueda de goma entre el giradiscos y el motor.

 

            Transmisión por correa: Este sistema es más suave. El efecto del rumble es menor.

 

            Accionamiento directo: El eje del motor es el mismo eje del plato. Se utiliza un motor de gran precisión concebido para funcionar a regímenes de rotación muy bajos. Cuanto más polos tenga un motor mayor precisión.

 

            Brazo:

            La misión del brazo es permitir el posicionado de la cápsula de lectura (a requerimiento del empuje de la espiral del disco) y aportar la fuerza de apoyo precisada por el modelo concreto de cápsula que se utilice.

            En el extremo opuesto de la cápsula, se encuentra el alojamiento articulado, con los dispositivos de ajuste de la fuerza de apoyo y la fuerza anti-scating.

           

            Fuerzas de apoyo: Depende del tipo de cápsula y los valores están comprendidos entre unos 0,3 y 2,5 gramos.

            Para regular la fuerza de apoyo se hace uso del efecto de un contrapeso o de un soporte de tensión ajustable que empuja la cápsula contra el disco.

            Para realizar el ajuste, es preciso en primer lugar, equilibrar el brazo (posición horizontal). Después se gira el contrapeso hasta colocar el valor del peso necesario. Cuanto mayor es la calidad de una cápsula, menor es el peso que necesita.

 

            Error tangencial: La exploración del disco debe hacerse de manera que la aguja ejerza siempre el mismo empuje sobre los dos flancos del surco. En los platos que tienen brazo pivotante, se da este error puesto que el brazo gira sobre un punto y la colocación de la cápsula con respecto al surco no es siempre la misma. Para disminuir dicho error se les da algunas formas especiales. Mientras en Europa se tiende al brazo con su extremo (soporte de la cápsula) acodado, los fabricantes japoneses, por ejemplo, adoptan las más variadas formas de curvatura en S.

 

            Fuerza "SKATING": La fuerza skating se debe al efecto de rozamiento de la aguja contra el disco a causa del acodamiento del brazo, y consiste en un empuje hacia el centro del disco.

            Para neutralizar esta fuerza, los platos van dotados del correspondiente dispositivo de anti-skating, emplazado en el alojamiento articulado del brazo. Estos dispositivos basan su funcionamiento en crear una fuerza de igual magnitud que la fuerza skating pero de sentido contrario. Para ello recurren al efecto de un contrapeso, de un resorte o de un imán.

            La operación de ajuste se reduce a posicionar el correspondiente mando en el mismo valor numérico que la fuerza de apoyo.

 

            Brazos con desplazamiento tangencial: Con este sistema se eliminan tanto el problema del fenómeno skating como el error tangencial. El principio es el mismo que utilizan las máquinas profesionales de grabar matrices (discográficas).

 

            Cápsulas:

            Tiene la misión de explorar los detalles mecánicos contenidos en el disco. El elemento palpador es la aguja de la cápsula. Estos movimientos se transmiten al sistema transductor de la cápsula donde se transforman en una se al eléctrica.

 

            Tipos de cápsulas: Dentro del grupo de baja calidad están las cerámicas, de cristal, piezoeléctricas, etc. Tienen salidas de alta impedancia y la tensión  suministrada es de unos 200 mV. Se basan en las torsiones de dichos materiales, los cuales generan una tensión proporcional al movimiento que la origina.

            Las cápsulas magnéticas son el otro gran grupo de cápsulas de HI-FI y se basan en la generación de señales eléctricas a partir del principio del electromagnetismo (cápsulas dinámicas).

            - De imán móvil: En este tipo, el imán se mueve para inducir en la bobina una corriente eléctrica, al ritmo de la grabación del disco.

 

            - De hierro móvil: El imán es fijo, pero la aguja mueve una armadura de hierro que, intercalada entre los polos del imán, produce variaciones magnéticas.

 

            - De bobina móvil: En este caso la bobina es la que se mueve. Esta bobina es muy ligera, lo que permite una exploración del disco más meticulosa y precisa, pero a costa de obtener una menor cantidad de energía eléctrica. De ahí la necesidad de utilizar un peque o preamplificador antes de atacar al amplificador.

 

            La aguja:

            Es una pieza de diamante o zafiro cuya misión es la de mantener el contacto con el disco.

            De acuerdo con la forma o tallado conferido a la aguja, éstas pueden ser esféricas, elípticas, etc.

 

            EL SINTONIZADOR.-

 

            La transmisión de radio por FM es la única forma de modulación dentro de la característica de HI-FI, aunque los sintonizadores también incluyen OM y alguna banda más. La transmisión en estéreo sólo se realiza en FM.

 

            Selectividad: Es la capacidad de un sintonizador para rechazar emisiones distintas a la que se desea sintonizar y que transmiten con frecuencias portadoras próximas a la de la emisora sintonizada.

 

            Indicador de nivel de recepción: Proporciona una idea de la intensidad con que se recibe el programa de FM sintonizado.

 

            Indicador de centrado de sintonía: Este indicador tiene una marca de referencia en el centro de su escala. En correctas condiciones de centrado de la sintonía, la aguja indicadora queda emplazada dentro de la zona o marca central de referencia. 

 

 

            EL MAGNETÓFONO (PLATINA).-

            En la cadena HI-FI asume una doble función: es una fuente de programas musicales, y también es capaz de grabar cualquier se al procedente de las otras dos fuentes (plato, sintonizador, CD, etc).

 

            Cinta magnetofónica:

            Están fabricadas a base de un compuesto de poliéster, que se denomina soporte, recubierto en una de sus caras por un material magnético, formando la capa sensible. Esta capa sensible puede ser de distintos materiales:

 

Fe2O3:  (Óxido de hierro), buena respuesta en frecuencias medias y bajas. Bías 120 µS

CrO2:   (Dióxido de cromo), buena respuesta en frecuencias Altas y medias. Mayor dinámica en la grabación. Bías 70 µS.

Ferrocromo: (Mezcla de las anteriores), se consigue unir las características de las 2 cintas anteriores.

Metal:  Es la mejor cinta hasta ahora conseguida por su mejor respuesta en todo el espectro de frecuencias audibles. Tiene como inconveniente su elevado precio y la oxidación de sus partículas si no se conserva en lugar adecuado.

 

            Cabeza magnetofónica:

            Realiza dos funciones, la grabación y la reproducción sobre la cinta magnética. Se basa en el principio de que toda energía eléctrica cambiante produce una energía magnética cambiante; y a la inversa, toda energía magnética cambiante produce una energía eléctrica cambiante.

            Las cabezas magnéticas están formadas por núcleo magnético en el que destaca el entrehierro de dispersión de flujo magnético. Otro elemento es la bobina. Este conjunto es propenso a captar ruidos por lo que se encierra dentro de una cápsula metálica de apantallamiento.

            En los aparatos de calidad, la cabeza de reproducción va separada de la de grabación.

            Durante la grabación se aplica a la cabeza, además de la señal de audio, una polarización de alta frecuencia (Bías). En realidad la cinta no se graba con la tensión de audio sino con la de Bías sumada a la de audio.

 

            Cabeza de borrado:

            Siempre que una platina funciona en grabación, borra la cinta en cuanto sale de la cassette. La cabeza de borrado puede considerarse como una cabeza de grabación un poco particular. En efecto, el magnetófono, para borrar, lo que hace es grabar una se al inaudible (aprox. 100 KHz). superponiéndola a la grabación anterior (aunque realmente lo que hace es desordenar las partículas de óxido). Dicha señal inaudible se obtiene en el propio magnetófono, en la sección o circuito oscilador de borrado. Este circuito es también el encargado de generar la señal de bías.

 

            Características del magnetófono.-

            Precisión de marcha: La precisión de marcha de un magnetófono es muy importante para guardar la compatibilidad de las cintas grabadas en un equipo y reproducirlas en otro.

            Un sistema para comprobar la precisión de marcha, es reproducir una cinta patrón de 1 KHz y visualizar en el osciloscopio o frecuencímetro, la señal. Así se podrá ajustar con mayor exactitud la velocidad de arrastre.

 

            Estabilidad de marcha: La estabilidad es mucho más importante que la precisión. Una marcha estable es aquella que conserva su valor en pequeñas fracciones de segundo. Las causas pueden ser un descentrado del eje de arrastre (cabrestante), un desequilibrio del volante de inercia solidario al cabrestante.

 

            Dinámica: Podríamos decir, que la dinámica de un magnetófono es el margen de señal que puede grabar comprendido entre la saturación y la mínima señal, ya mezclada con ruido. Cuanto mayor es la dinámica de un equipo, mejor es la calidad de audición.

            La saturación viene cuando la señal de entrada es excesiva y se recorta como resultado de la curva característica de los componentes.

 

            El sistema Dolby: La misión de este sistema es la de reducir el ruido de fondo que va unido inevitablemente en las reproducciones de cintas.

  El  sistema se basa en aumentar la amplitud de los pasajes suaves de la señal antes de grabar, de forma que al aplicarlos a la cinta, el ruido esté por debajo de ellos. Al reproducir la señal, ésta pasa por un circuito que vuelve a su amplitud normal el pasaje suave y así eliminamos el ruido.

 

            AMPLIFICACIÓN DE POTENCIA: EL AMPLIFICADOR.-

            Es la columna vertebral de un instalación HI-FI. Su misión consiste en incrementar la señal que se aplica en su entrada procedente de las fuentes de señal, plato, sintonizador, platina, CD, TV, etc.

            En esta función no debe alterar lo más mínimo las características de forma de onda de las señales de entrada.

 

            Conectores:

            Todos los cables de interconexión van apantallados, para evitar la inducción de ruidos. Los conectores utilizados son generalmente de dos tipos: el sistema americano (RCA) y el sistema europeo (DIN).

 

            Potencia de salida:

            En los amplificadores hi-fi, la potencia mínima exigida por canal es de 6 W, (Norma DIN).

            Teniendo en cuenta que las pantallas de altavoces tienen un rendimiento muy bajo, la potencia acústica de una reproducción, dista bastante de ser la potencia eléctrica que entrega el amplificador.

 

            Impedancia de salida:

            Para que el amplificador entregue a las pantallas la máxima potencia, es preciso que la impedancia de ambos sea la misma. La impedancia de las pantallas nunca debe ser inferior al mínimo recomendado para el amplificador. La Z  se mide con una se al de 1 KHZ.

 

            Potencia RMS y musical:

            La potencia RMS se refiere a la potencia eficaz (Root mean squeare). La potencia musical es la que puede entregar esporádicamente al reproducir por ejemplo un golpe de tambor, etc. La potencia musical es siempre mayor que la eficaz.

            A la hora de adquirir un amplificador, nos debemos fijar en la potencia RMS y no dejar que nos engañen con potencias sobredimensionadas que inducen al error. Así es el caso de la potencia P.M.P.O. que actualmente está muy extendida en los equipos multimedia informáticos, y que se obtiene sumando los picos de las señales de ambos canales.

 

            Sensibilidad de entrada:

            Es la tensión de audio que, aplicada a su entrada, proporciona la potencia nominal de salida. Dado que el amplificador posee varias entradas de señal, y cada fuente proporciona un nivel diferente de tensión, cada entrada tiene unas sensibilidad distinta. La entrada más sensible del amplificador es la del plato con cápsula magnética, y el micro, que es de unos 2 mV (por canal).

 

            Respuesta en frecuencia:

            Cuando se dice que un amplificador tiene una potencia de 60 W, por ejemplo, se sobrentiende que se refiere a señales de 1 KHz. Pero  el amplificador debe ser capaz de proporcionar esta potencia con todas las señales del espectro audible. La anchura de banda de un amplificador viene definida por el margen de frecuencia que es capaz de amplificar en las mismas condiciones que la se al de 1 KHz.

            Las normas DIN 45.500 exigen que los amplificadores HI-FI tengan una respuesta de ± 3 dB entre 40 y 16 KHz.

 

            Distorsión:

            La distorsión es una deformación de la forma de onda que, en mayor o menor grado introducen todos los amplificadores.

 

            Distorsión armónica: se debe a la deformación introducida por la característica no lineal de algunos componentes. Siempre se procura que estos trabajen en la parte más lineal. Se llama así porque el efecto conseguido es eliminar o atenuar los armónicos de los sonidos o formas de onda originales.

 

            Distorsión de intermodulación: Es la deformación que introduce el amplificador por su inclinación a mezclar entre sí, señales independientes de frecuencias diferentes.

 

            Diafonía:

            Los canales, aparte de idénticos, deben ser independientes. La diafonía expresa la falta de independencia, y debe ser lo menor posible, a fin de no perder el efecto estereofónico. Las normas DIN especifican que la señal inducida en el otro canal debe ser menor de -40 dB, con una frecuencia de 10 KHz.

 

            Mandos de un amplificador:

            Interruptor de red: Permite conectar y desconectar el amplificador. Algunos modelos de amplificadores, llevan previsto un dispositivo retardador de la puesta en marcha del amplificador, de forma que éste entre en funcionamiento cuando pasan unos segundos, cuando los circuitos alcanzan un régimen estable y permanente de funcionamiento. Así se evitan posibles deterioros en las pantallas acústicas.

 

            Volumen: Con el mando de volumen puede regularse la potencia de salida entre cero y el valor nominal de potencia de salida. En los amplificadores estereofónicos este mando es doble (potenciómetro en tándem), y cuando se ajusta éste, giran los dos. Actualmente, en los aparatos de calidad, los controles se hacen por tensión, con lo que se simplifican los mandos y las conexiones, y se evitan acoplos indeseados.

 

            Balance: Este mando se utiliza para equilibrar la potencia de salida entre uno y otro canal. (Cuando la señal es en mono, este control se denomina panorama). La posición normal de funcionamiento es la posición media señalizada con cero normalmente. En esta posición la potencia en los dos canales es la misma.

 

            Agudos y graves: Con estos controles se acentúa o se atenúa la potencia de la audición en las zonas de frecuencias altas y bajas respectivamente, del espectro de frecuencias audibles. Colocándose en la posición central, las respuesta es plana.

 

            Selector de entrada: Mediante el selector de entradas se acopla al amplificador la fuente de programa musical que interesa reproducir. Actualmente se está sustituyendo los selectores mecánicos por circuitos electrónicos con integrados.

 

            Otros mandos y controles:

            Filtro subsónico: Con este filtro se puede cortar o eliminar frecuencias muy bajas, del orden de los 20 Hz, a través del amplificador. Así se evita que ruidos como el rumble salgan en las pantallas. También se impide que los altavoces de graves se vean sometidos a impactos de muy baja frecuencia.

 

            Filtro LOUDNESS (filtro fisiológico):Se emplea para optimizar las condiciones de reproducción a bajo nivel, en las que el oído pierde sensibilidad para la captación de los tonos más extremos del espectro audible. Al accionar este mando se acentúa la respuesta en frecuencia en las zonas límites de la curva de respuesta del amplificador.

 

            Selector de salidas SPEAKERS: Con este mando se puede seleccionar el funcionamiento de la pareja de pantallas A o B, o ambas a la vez A+B.

 

            PANTALLAS.-

            Son los elementos más importantes en la cadena HI-FI. Tienen un rendimiento muy bajo.

            Las vías:

En alta fidelidad, la reproducción de los programas musicales no puede ser encomendada a un solo altavoz, puesto que éste no puede reproducir la gama completa de frecuencias.

Dos vías: Las pantallas de dos vías constan de un filtro divisor (crossover), que separa las altas frecuencias de las bajas y aplicando la se al a un altavoz destinado a esas frecuencias. La frecuencia en que termina la vía de graves y comienza la de agudos se llama frecuencia de cruce del filtro. En general, esta frecuencia en las pantallas de 2 vías es 1 KHz.

 

            Tres vías: Las pantallas de 3 vías utilizan filtros con dos frecuencias de corte, para atacar tres altavoces diferentes: graves, medios y agudos.

 

Más de tres vías: En modelos profesionales, las pantallas pueden ir equipadas con varios altavoces en una misma caja. Pero también con cajas independientes llamadas recintos acústicos. Según la frecuencia de trabajo, los altavoces pueden ser:

                        Super-agudos, agudos, medios, medios-graves, graves, sub-graves.

 

            Impedancia:

            Es la resistencia que ofrece la pantalla al paso de la energía eléctrica de audio medida a 1 KHz. Los valores normalizados son 4, 8 y 16 Ohmios.

 

            Potencia:

            En las pantallas, la potencia máxima que son capaces de soportar se expresa en watios, igual que la salida del amplificador.

            Es siempre aconsejable elegir unas pantallas sobredimensionadas, por lo menos, en un 20%. A veces debe ser de un 50%, sobre todo en discotecas, salas de fiestas, etc, es decir, cuando se trabaja con grandes potencias.

 

            Rendimiento:

            Indica la relación entre la potencia eléctrica que se aplica y la potencia acústica proporcionada. Normalmente es muy bajo y nunca se alcanza el 50%.

 

            Respuesta en frecuencia:

            Las normas DIN 45 500 (HI-FI), prescriben una respuesta de frecuencia mínima de 50 a 12.500 Hz para pantallas de alta fidelidad, aunque es preferible mayor respuesta.

 

            Pantalla hermética y "bass-reflex":

            Para evitar que el sonido radiado por la parte posterior del altavoz anule el irradiado por delante, se separan ambas zonas con una caja hermética, la cual contiene un material absorbente de sonido, como lana de vidrio, que anula la energía acústica posterior.

 

            En las cajas bass-reflex, en lugar de intentar neutralizar la energía posterior, se canaliza hacia una abertura en la parte frontal de la pantalla, pero la se al enfasada con la de delante. Como la palabra indica, la señal es de baja frecuencia.

 

            Característica direccional de una pantalla:

fig. c

            La característica direccional o de radiación de una pantalla expresa la forma de distribución de la energía acústica alrededor de la propia pantalla.

            Esta característica consta de un diagrama en coordenadas polares, que es una especie de vista en planta (desde el techo) de una pantalla con un plano horizontal circundante calibrado en ángulo (fig. c).

            Esta característica de direccionalidad es un dato a tener en cuenta de acuerdo con las características geométricas de la sala de audiciones, de su distribución, amueblamiento, etc.

 

 

 

            Conexión en fase de las pantallas:

            Este punto es muy importante. Para poner en fase las pantallas es necesario que el borne rojo de salida del amplificador esté conectado al borne rojo de la pantalla. Lo mismo con los bornes negros. Así en el canal izquierdo y el derecho.

            Si se invierten la fase de conexión de las pantallas, cuando los altavoces de una "empujan" para producir el sonido, conforme a su principio de funcionamiento, los de la otra "tiran"; y a la inversa. La consecuencia es que, en la sala de audición, las potencias producidas por una y otra pantalla se restan, en vez de sumarse.

Si las pantallas o altavoces no tienen marcados el positivo ni el negativo, hay una forma de averiguarlo:

Se conectará una pila de 4,5 V intermitentemente en los bornes del altavoz. Cuando el altavoz se mueva para fuera, la posición de la pila nos indicará la polarización correcta del altavoz.

 

            Cables de conexión para las pantallas:

            Para la conexión de las pantallas se realizará con cable corriente de dos conductores. En bafles de gran potencia se utilizará cable de 2 x 1,5 mínimo. Cuando las longitudes de los cables sea más de 15 m, la sección del cable será de 2,5 mm2. Si el cable fuera demasiado fino, la impedancia sería demasiado alta y se atenuarían los sonido que llevan gran cantidad de energía, como son los graves.

            Actualmente se están montando en los automóviles equipos de alta potencia, que al trabajar con bajas tensiones, debe compensarlo con elevadas corrientes. Para ello debemos montar cables de gran sección e inífugos, que nos prevengan de sobrecalentamiento y posibles incendios.

 

 

SEÑAL DE AUDIO BALANCEADA

 

Cuando mandamos señales de audio de bajo nivel a distancias considerables (distancias mayores a 15-20 metros), se hace necesaria la utilización de una entrada balanceada formada por dos cables apantallados donde la señal activa (hot) viaja por un hilo y por el otro viaja una señal en contrafase (cold).

La pantalla será la masa de la señal. Cualquier interferencia externa capaz de perturbar la señal de audio, se inducirá a la vez en las dos líneas activas. A la entrada del amplificador, será suficiente realizar la suma entre ambas señales para cancelar los ruidos o interferencias generadas. Ver figura adjunta, donde se utiliza un transformador.

 

Otra forma  más elegante es usar amplificadores diferenciales a la entrada de la mesa, (amplificador que sólo amplifica la diferencia entre las dos señales de entrada). Como a la entrada de la mesa, las señales de ruido inducidas en el cable serán idénticas en amplitud y fase, éstas no se amplificarán (rechazo en modo común) y por lo tanto para cancelará los ruidos o interferencias generadas.

 

f_trafo.gif (2739 bytes)Sin embargo, la señal que genera, por ejemplo, un micrófono y que es la que se trata de amplificar, circula por el canal HOT y retorna por el canal COLD, y esta señal si es amplificada por el amplificador diferencial, ya que trata de una señal diferencia.

 

 El balanceo-desbalanceo puede realizarse electrónicamente (amplificadores operacionales diferenciales) o con transformadores, existiendo además en este último caso un aislamiento galvánico.

 

CABLEADO DE LOS CONECTORES XLR Y JACK BALANCEADOS

 

Es recomendable usar cable apantallado de calidad para realizar cualquier tipo de conexionado.
Para los conectores XLR,
f_xlrb.gif (4890 bytes)el conexionado es:


MASA de la señal al pin nº 1 del conector XLR.

HOT de la señal al pin nº 2 del conector XLR.

COLD de la señal al pin nº 3 del conector XLR.

 

 

f_jackb.gif (4845 bytes)Con referencia a los JACK balanceados, el conexionado es el siguiente:

MASA de la señal al "cuerpo" (sleeve) del jack.

HOT de la señal a la "punta" (tip) del jack.

COLD de la señal al "anillo" (ring) del jack.

 

 

 

 

CABLEADO DE LOS CONECTORES XLR Y JACK NO BALANCEADOS

 

En el caso de usar conexiones no balanceadas, es necesario cruzar los pines nº 1 (MASA) y el nº 3 (COLD), y dejarlos como MASA. El pin nº 2 seguirá siendo el envío de señal o HOT.

 

f_xlru.gif (4625 bytes)

En el caso de un jack no balanceado, cruzar el "anillo" (ring), señal COLD, con el "cuerpo"(sleeve)(MASA), y conectar la señal HOT a la "punta" (tip).

 

 

f_jacku.gif (4492 bytes)

 

 

FACTOR DE AMORTIGUAMIENTO (DAMPING FACTOR)

 

Técnicamente, el Factor de Amortiguamiento o "Damping Factor", es la relación existente entre la impedancia de la Carga (estandarizada a 8 ohms) y la impedancia interna del Amplificador.

Además de la impedancia interna del Amplificador, hay que añadir la impedancia del cable de conexión entre la etapa de potencia y el altavoz. De todas maneras, las características proporcionadas por los fabricantes de amplificadores, se refieren solamente a la relación entre la impedancia de la carga y la del amplificador, sin tener en cuenta el cable.

Para minimizar las pérdidas por esta resistencia del cable, interesa usar cables cortos(con la longitud necesaria y no más) y con muchos hilos de cobre trenzados(cable de mayor calidad), cosa que aumenta la densidad de cobre, aumenta la conductividad y disminuye su impedancia.

Formulando,sería:

Damping Factor (teórico) = Z Altavoz / Z out amplificador

Damping Factor (real) = Z Altavoz / (Z out amplif. + Z cable)

Por todo esto, la respuesta del sistema será mejor cuanto más pequeña sea la Impedancia del Amplificador y la Impedancia del cable, es decir, cuanto más alto sea el valor numérico del Damping Factor.

El Damping Factor, se ha relacionado siempre con la reproducción de bajas frecuencias. El amplificador, encuentra a su salida una cierta cantidad de fuerza contraelectromotriz proveniente de los altavoces, especialmente de los de graves.

Estas tensiones están en contrafase con la salida del amplificador, y tienden a crear cancelaciones, principalmente durante la reproducción de picos de baja frecuencia donde el cono del altavoz tiene un mayor desplazamiento, intercepta más líneas de campo magnético y, por tanto, genera más tensión resultante de la fuerza contraelectromotriz.

A nivel de utilización del usuario, la importancia de este dato radica en la capacidad que tiene el amplificador para transmitir correctamente la información amplificada al altavoz y de amortiguar desplazamientos indeseados del cono del altavoz.

Si imaginamos dos golpes sucesivos de graves en un altavoz de diámetro importante, un amplificador con un Damping alto, controlará el desplazamiento posterior al impacto y podrá responder en buenas condiciones al segundo golpe de graves.

Un amplificador con Damping bajo, tardará en amortiguar el desplazamiento del cono y el segundo golpe no sonará como el primero, ya que el cono no se encontrará en la posición de origen.


VOLVER