INTRODUCCIÓN

Según el punto de vista del sentido común sobre la mente y el cuerpo ambos interactuan. Nuestras percepciones, pensamientos, intenciones, deseos y ansiedades afectan directamente nuestros cuerpos y nuestras acciones. Los estados del cerebro y del sistema nervioso, a su vez, generan nuestros estados mentales. Desafortunadamente, las nociones del sentido comúnparecen implicar una contradicción. Parece muy claro que el cerebro y el sistema nerviso forman parte del mundo físico: tangible, visible, público, extenso en el espacio. Los pensamientos , sentimientos, conciencias y otros estados de la mente se nos presentan como mentales: intangibles, invisibles, privados, ordenados en el tiempo, pero no en el espacio. Si el cerebro y la mente son cosas fundamentalmente diferentes y si, además, las leyes de causalidad requieren causas y efectos para ser de un tipo semejante, entonces es claramente imposible para el cerebro generar la mente o que la mente afecte al cerebro. Así expresado, estas contradicciones constituyen la mitad del problema mente/cuerpo -el de la relación entre la mente y el cerebro.

Si la distinción entre la mente intangible e inextensa y la naturaleza física extensa se mantiene, sin embargo, el problema mente/cuerpo es también el de la relación de la mente con el mundo a nuestro alrededor. El medio natural, después de todo, es tanto una entidad física como el cerebro, y cómo llegamos nosotros a ser conscientes del entorno no es menos oscuro que la relación de la conciencia con el funcionamiento del sistema nervioso.

La mayor parte de la historia intelectual de la psicología tanto como empresa científica como clínica ha involucrado el intento de llegar a comprender estos dos problemas de la mente y el cuerpo. A través de esta exposición y la discusión que sigue, trazaremos esta historia que identificamos como la mayor contribución a las teorías de la mente, el cuerpo y sus relaciones. Comenzando por Descartes, cuya formulación del problema ha influido de un modo u otro todas las perspectivas posteriores, recorreremos el camino de las ideas desarrolladas durante los siglos XVII y XVIII en respuesta directa al desafío cartesiano, y más tarde las relacionaremos con las teorías sobre la mente y el cerebro del siglo XIX para progresar en la comprensión del cerebro como "órgano de la mente" y de la mente como una poderosa fuente de enfermedades físicas y su cura.

Con todo esto como trasfondo, describiremos el desarrollo de la psicología experimental que ocurrió en interconexión con los análisis filosóficos de las relaciones mente/mundo y las concepciones psicológicas del sistema nervioso como un aparato sensoriomotor entre la mente y el mundo. A este respecto, fijaremos nuestra atención no sólo en las contribuciones europeas sino en las primeras y a menudo pasadas por alto contribuciones americanas. Concluiremos con una breve discusión de algunas de las más importantes influencias sobre el pensamiento de William James, cuyos Principles of Psychology (1890) reunen la totalidad de estos distintos hilos en la que es probablemente la más singular obra de la psicología.



Continuar
Volver al índice

Volver a Materiales para la reflexión y el debate



© by Serendip '96
© de la traducción: Miguel Angel de la Cruz Vives, 2000