Cuidado de los heridos
 

De modo diferente a la mayor parte de nuestros antepasados homínidos, con excepción del Hombre de Cro-Magnon, los neandertales presentan algunas cualidades humanas porque cuidaban a sus congéneres heridos e incapacitados y los enterraban cuando morían. Muchos descubrimientos arqueológicos apoyan esta afirmación. El más importante descubrimiento fue el "Anciano" en La-Chappelle-aux-Saints. Esta persona tenía alrededor de cuarenta años, equivalente a un octogenario actual, y había sufrido una severa parálisis y artritis. Incluso tenía la mandíbula rota y había perdido dientes. Aparentemente, había recibido cuidados para poder sobrevivir tanto tiempo. Otros eran los que le suministraron la comida desde el momento en que no pudo cazar, le alimentaron y previsiblemente premasticaron su comida, como también le ayudaban a trasladarse de uno a otro lugar.

Otro ejemplo de cuidados con los incapacitados y ancianos es el espécimen de Shanidar I, encontrado en la cueva de Shanidar en las Montañas Zagros de Irak. Según Ralph Solecki, el arqueólogo que dirigía el proyecto Shanidar, este individuo, que llegó a vivir hasta alrededor de cuarenta años, era ciego del ojo izquierdo, sufría de artritis, y su atrofiado brazo derecho había sido amputado. Este neandertal "podía apenas andar a buscar comida y defenderse por sí mismo, y debemos dar por sentado que fue aceptado y mantenido por su gente hasta el día de su muerte" (Solecki 1971:196). De otro modono habría sido capaz de durar tanto tiempo los rigores de la vida neandertal. A pesar de que estaba severamente incpacitado, Shanidar I fue aún capaz de realizar algunas actividades diarias. Esto es evidente por el gran desgaste de sus dientes frontales, que están literalmente consumidos hasta la raíz. "Presumiblemente esto indica que en lugar del brazo derecho, [Shanidar I] usaba su mandíbula para agarrar, mientras manipulaba con su mano y brazo izquierdos que tenía útiles" (Solecki 1971:196).
 
 

 
Brazo atrofiado y amputado de Shanidar I.
 Shanidar I con toda seguridad había recibido mucha ayuda de su clan.
Profundo desgaste de los dientes de Shanidar I. 
 
Regreso a la página principal