Krapina C
Hrvatsko Zagorje, Krapina Cave, Croatia
Descubridor: Karl Gorjanovic-Kramberger
Descubierto el 23 de agosto de 1899
130.000 años de antiguedad
 
 
El yacimiento de Krapina suministró la más amplia colección de restos de neandertales que se había encontrado hasta entonces. Los paleoantropólogos adquirieron a partir de ellos nuevos conocimientos acerca de la morfología y el comportamiento de los neandertales. Los neandertales de Krapina eran algo diferentes a sus homólogos europeos. Compartían con ellos rasgos tales como la frente prominente, la comisura retromolar y un torso con aspecto de barril con músculos grandes y poderosos. Sin embargo, a diferencia de los últimos neandertales, los restos de Krapina parecen haber sido más ágiles y haber tenido una cara más grande. "Algunos tienen la frente alta y los huesos de las piernas muy parecidos a los de los humanos modernos" (Johanson and Edgar 1996:211).
Cuando los paleoantropólogos examinaron los restos de Krapina observaron también que estaban en un estado extremadamente fragmentado y algunos de ellos tenían incluso marcas de cortes producidas por herramientas sobre ellos. Algunos han sospechado que estos neandertales mataban y comían a los miembros de su propia tribu.