Morfología 
 
 
 
Moldes de cráneos procedentes del Museum of Natural History. A la izquierda Hombre de Cro-Magnon
y a la derecha el Hombre de La-Chapelle-aux-Saints.
 

Como se puede ver en la foto de arriba, la estructura de los huesos de los neandertales y su morfología era algo diferente a la del humano moderno. Los neandertales estaban mejor adaptados `para los climas fríos y ásperos. Sus cuerpos eran pequeños y rechonchos, lo que les ayudaba sobre todo a mantener el calor en el clima gélido de la Edad del Hielo. Se ha especulado que sus narices y sus grandes cavidades nasales eran también una adaptación a los climas fríos en los que vivieron. Con grandes conductos nasales, el aire frío podía ser rápidamente calentado mientras se respiraba.
 
 

Esta ilustración, de Juan Luis Arsurga, et al. Atapuerca
muestra la diferencia entre los cráneos 
del hombre moderno  y del Hombre de Neandertal.
Click sobre la imagen para una vista más grande.
 
 

.

El tamaño de los cráneos de los neandertales eran también diferentes de los nuestros. Si se observa cuidadosamente, se puede ver que tenían la frente más pequeña e inclinada, mientras que la nuestra es mucho mayor. A la vista de ello, se puede suponer que sus cerebros estaban situados de forma diferente. Los cerebros de los neandertales eran más alargados y bajos, y se apoyaban tanto por detrás como por encima de la cara (Tattersall 1995). A pesar del hecho de que su cerebro era del mismo tamaño que el nuestro, e incluso más grande, nadie conoce la importancia que pone de relieve esta diferencia de la forma del cerebro de los neandertales.
 
 

Esta ilustración, realizada por Diane Salles, para The Last Neanderthal, de Ian Tattersall muestra las diferencias que existen entre la morfología de los humanos modernos y el Hombre de Neandertal. El neandertal está a la izquierda y el humano moderno a la derecha. Ver cómo los neandertales eran ligeramente más pequeños que nosotros y su estructura de huesos más rechoncha. Click en la imagen para una vista más grande.
 
 
Esta ilustración, de  Ian Tattersall, The Last Neanderthal, muestra las extremidades del cerebro de los neandertales en comparación con el hombre moderno. 
Click sobre la imagen para una vista más grande.
 

Otro aspecto interesante de la morfología de estos homínidos era que sus juesos son mucho más grandes y gruesos que los de los humanos modernos.Los huesos de sus piernas, pies y manos eran especialmente robustos. Según el especialista en los neandertales Erik Trinkaus, "estos tipos tenía una constitución como la Arnold Schwartznegger". Creo que dijo algo así en un episodio de Arqueología. Teniendo esto en cuenta, imaginemos la constitución física de Arnie durante el concurso de Mister Universo.Pensemos ahora en la estructura del cuerpo que es natural en un ser humano. Los neandertales no tuvieron que tomarse el trabajo de llegar a ser así porque habían nacido de ese modo. Podrían haber ganado el concurso de Mister Universo sin siquiera preocuparse de hacer ejercicios de culturismo.
 

 

Observar una a una las fotografías de arriba en las que se describe la fuerza de un neandertal.
El hueso del dedo de un neandertal está a la izquierda, el de un humano moderno a la derecha.
La fotografía de la izquierda es la de un fémur moderno de elevado peso,
a la derecha, contrastada con el grosor de un femur neandertal.
Las fotografías fueron tomadas por Erik Trinkaus

Algunos paleoantropólogos tienen teorías acerca de porqué estos homínidos tienen el tipo de morfologúa que tienen. Una de ellas es que, puesto que la vida de los neandertales era estenuante, necesitaban una fuerte estructura ósea. "El hueso es sensible a la tensión nerviosa que produce el modo de vida y se ha sugerido desde hace tiempo que la constitución física de los neandertales es el resultado de su modo de vida particularmente estenuante", de acuerdo con Ian Tattersall (Tattersall 1995:175). Recordemos que cazaban aproximándose mucho a las presas y que resultaban constantemente heridos en su lucha por sobrevivir. Además, buscaban la comida a través de varias áreas, sin planificar realmente adonde iban y cuando lo hacían.

Otros han sugerido que, teniendo en cuenta el aspecto prominente de la cara de los neandertales, estaban ligados inexorablemente a unos fuertes músculos mandibulares, como se ha mencionado anteriormente, que usaban como medio de sujetar los objetos. Algunos otros han sugerido que la cara de los neandertales eran de ese modo porque eran parte del sistema de reconocimiento de la pareja que existía entre ellos. Lo que significa básicamente que estos homínidos se reconocían unos a otros por sus rasgos faciales distintivos. Este paradigma ha sido también utilizado para afirmar que los neandertales no se cruzaron con los Homo sapiens.

Por supuesto, no me parece erróneo, pero también debemos saber que hubo dos diferentes variedades de neandertales, la 'clásica' y la 'progresiva'. La morfología de la que hemos estado hablando es sobre todo de los neandertales 'clásicos', más parecidos a los de las fotos anteriores. Los neandertales 'progresivos', por otra parte, no tuvieron un aspecto tan robusto como los 'clásicos' de los que venimos hablando. Tenían un toro supraorbital menos pronunciado, menor proyección facial y eran más altos y gráciles que los 'clásicos'. Su estructura ósea no era tan robusta como la de sus colegas. de hecho, algunos creen que los 'progresivos' representan probablemente híbridos de neandertales y Homo sapiens.
 

 
 
 
  De izquierda a derecha, el niño de Teshik-Tash, Shanidar I, la recientemente descubierta calavera Che Guevara, y el cráneo de Saint Cesaire. Como puede verse los rasgos neandertales podían apreciarse desde una temprana edad. El niño de Teshik-Tash tenía una edad de 9 años cuando murió.Ya es apreciable el toro supraorbital así como la gran cavidad nasal, la frente inclinada y la carencia de barbilla. Observemos ahora los neandertales de Shanidar I y de Saint Cesaire. Se ve la diferencia entre los 'clásicos' y los 'progresivos'. Observar que hay menor proyección facial, una estructura ósea más ligera, una cresta sagital poco definida y la ausencia de la abertura que existe entre el último molar y el hueso de la mandíbula (conocido como comisura retromolar) y una mayor frontalidad. Hay incluso un ligero indicio de desarrollo de la barbilla, que los 'clásicos' no tienen. Por último, observando la calavera Che Guevara, se puede ver la herencia de los neandertales. Observar su robusta cresta sagital y la barbilla medio desarrollada. Es casi como si la pudiéramos encajar entre los neandertales de Shanidar I y Saint Cesaire.

Como se puede ver, los neandertales todavía nos plantean una pregunta que sólo ellos podrían responder. Con optimismo, algún día podremos descifrar el código y los secretos del Hombre de Neandertal serán revelados. Hasta entonces, debemos atenernos a su registro fósil. Sus calaveras nos sonríen burlonamente, como si estuvieran burlándose de nosotros, porque son ellos los que conocen las respuestas a nuestras enigmáticas preguntas. Puede ser que al final sea el neandertal el que ría el último.

Probablemente haya una última cuestión que queramos plantear. ¿Qué hizo a los neandertales tener esta apariencia? Se puede ver en la foto de abajo. La de la izquierda es de un proyecto encabezado por Erik Trikaus de la Universidad de Nuevo Méjico. La reconstrucción por ordenador de la derecha es del National Geographic Magazine.

 
 
 
 
¿Ves algún parecido?

 
Regreso a la página principal