Algo más sobre formatos y tamaños

Por el momento éstos serán los últimos trabajos que realizaremos utilizando el Bloc de Notas. A partir de aquí empezaremos a utilizar editores gráficos que, básicamente, se encargan de escribir por nosotros las etiquetas necesarias, pero es de suponer que gracias a esta introducción hayamos podido comprender cómo se escribe una página HTML.  

La importancia de asimilar la estructura básica reside en que una de las mejores formas de aprender a crear páginas HTML es viendo páginas creadas por otros autores. Si tenemos claro el sistema utilizado podremos reconocer los elementos que nos parezcan interesantes e irlos incorporando a nuestras páginas. 

  

Las cabeceras

Uno de los elementos de formato que nos resultará imprescindible será la diferenciación de tamaños de letra para poder introducir títulos de epígrafes y organizar visualmente la información.  

Disponemos para esta tarea de seis formatos predeterminados de cabeceras. Para utilizarlos deberemos poner la etiqueta de apertura delante de la primera letra cuya apariencia deseemos modificar y cerrar tras la última para volver al texto normal. (Además las etiquetas de cabecera introducen un salto de párrafo sin necesidad de indicarlo) 

  

Este código... ...da como resultado
<H1>Cabecera 1</H1>

Cabecera 1

<H2>Cabecera 2</H2>

Cabecera 2

<H3>Cabecera 3</H3>

Cabecera 3

<H4>Cabecera 4</H4>

Cabecera 4

<H5>Cabecera 5</H5>
Cabecera 5
<H6>Cabecera 6</H6>
Cabecera 6

Enfatización

El otro elemento del que disponemos para resaltar un fragmento de texto es la utilización de las tipografías en negrilla, itálicas y subrayadas. Su utilización se ajusta al convenio general de etiqueta de apertura y etiqueta de cierre limitando el texto al que se aplica el efecto. 

  

Este código... ...da como resultado
Esta <B>palabra</B> está en <B>negrilla</B> Esta palabra está en negrilla
Esta <I>palabra</I> está en <I>itálica</I> Esta palabra está en itálica
Esta <U>palabra</U> está <U>subrayada</U> Esta palabra está subrayada

Justificación

La justificación del texto por defecto se hace a la izquierda. Por el momento, mientras no se generalicen las nuevas especificaciones de la siguiente versión del lenguaje HTML no tenemos posibilidad de hacer una justificación completa, por lo que el texto nos quedará siempre "en bandera", esto es sin alinear en los finales de renglón. 

Además de la justificación por defecto podemos también justificar el texto a partir del centro o a partir de la derecha. Para hacerlo deberemos poner al principio del párrafo que deseamos justificar la etiqueta de apertura y la de cierre en el final. 

  

  • <CENTER> y su correspondiente cierre </CENTER> marcan la justificación centrada. 
  • <DIV ALIGN=right> y </DIV> delimitan un párrafo justificado a partir del margen derecho.
  
  

Práctica 3

  • Volvemos al Bloc de notas y abrimos el fichero ej2.htm 
  • Modificamos el contenido del cuerpo incorporando los siguientes elementos: 
    • Dos cabeceras de diferente tamaño. 
    • Un párrafo con la justificación por defecto, otro con justificación centrada y otro con justificación a la derecha. 
    • Alguna palabra resaltada en negrita, en itálica o subrayada.
  • Guardamos el documento como ej3.htm y pasamos al navegador para comprobar los resultados. (Si algo no hubiera quedado como habíamos previsto volvemos al Bloc de notas para localizar el error, corregirlo y, una vez guardado el documento, volver a comprobarlo)

Existe otra forma de dar formato al texto utilizando lo que se denomina texto preformateado. En este caso, el navegador sí que interpretará los saltos de línea que introduzcamos, pero esto tiene el peligro de que nuestro texto puede quedar corto o largo en función de la resolución de pantalla de la persona que visite la página.  
 

Práctica 3-b

  • Abre el primer trabajo que has realizado (ej1.htm) con el bloc de notas. 
  • Coloca al principio del texto la etiqueta <PRE> y al final la correspondiente etiqueta de cierre </PRE>
  • Guarda el trabajo como ej3b.htm y comprueba lo que ha ocurrido viéndolo en el navegador. 
 

 
© Raúl Luna '98